El partido Fuerza Popular continúa agotando las vías con el objetivo de ser excluido del caso Odebrecht contra Keiko Fujimori. El pasado 6 de agosto, su defensa presentó una acción de amparo ante el Poder Judicial para perder la condición de investigado.

De acuerdo con el abogado de la organización política, Elio Riera, el recurso fue declarado improcedente en primera instancia por el Décimo Juzgado Constitucional de Lima. Sin embargo, apelarán esta decisión en cuanto sean notificados de la resolución.

“Cuando nos notifiquen en la casilla electrónica presentaremos la apelación porque hay una vulneración a un derecho constitucional en la medida en que se está restringiendo de manera equivocada a la persona jurídica para que pueda continuar el desenvolvimiento social y su labor como partido político”, sostuvo a esta publicación el letrado Riera.

Riera espera que, en segunda instancia, el tribunal le conceda la razón y así el partido fujimorista pueda revertir la incorporación al caso contra Keiko Fujimori por lavado de activos. El juez Víctor Zúñiga Urday aprobó la incorporación del partido el 21 de noviembre de 2019.

Posteriormente, la Segunda Sala de Apelaciones contra el Crimen Organizado, ratificó el 15 de mayo de 2020 que Fuerza Popular continúe en calidad de procesado en el caso que dirige el fiscal José Domingo Pérez.

Intento pendiente

Otro de los abogados que representa a Fuerza Popular en el caso, Juan Alarcón Caycho, presentó meses atrás una casación que fue elevada a la Corte Suprema de Justicia en junio de este año con el fin de que el partido se vea excluida de las investigaciones fiscales.

Asimismo, su recurso será revisado en un primer filtro este 13 de noviembre en una audiencia reservada por la Sala Penal Permanente, presidida por el juez supremo César San Martín. Si admiten la casación, esta será luego debatida en cuestiones de fondo mediante una audiencia pública.

El partido fujimorista es investigado por haber sido “instrumentalizado” por Keiko Fujimori para hacer funcionar en su interior una organización criminal en 2011, con ayuda de falsos aportantes para “blanquear” dinero ilícito recibido de Odebrecht. Esta es la hipótesis central de la Fiscalía contra Fuerza Popular.