El pasado 11 de octubre se reveló que un aspirante a colaborador eficaz afirmó a la Fiscalía que el consorcio Obrainsa-Astaldi le pagó, en el año 2013, un millón de soles al presidente Martín Vizcarra a cambio de la buena pro de la obra Lomas de Ilo. Horas después, el congresista José Vega (UPP) anunció que su bancada promovería una moción de vacancia contra el mandatario.

Una semana después se conocieron tres testimonios más sobre el pago de otra presunta coima, lo que motivó a la bancada del Frente Amplio (FA) a iniciar también un proceso para destituir al jefe de Estado.

Hasta entonces, todo indicaba que quienes promueven la vacancia de Vizcarra estaban divididos. Empero, ayer todo cambió, cuando cuatro legisladores de FA decidieron suscribir el documento de UPP.

UNIDOS. Así lo confirmó el congresista frenteamplista Lenin Bazán, en diálogo con Correo. El parlamentario refirió que el partido de izquierda se inclinó por firmar la primera moción debido a que no era viable tener dos en trámite.

“Es por eso que teníamos que consensuar el texto”, aseguró.

En ese sentido, explicó que el FA agregó un texto sustentatorio con su posición para firmar de manera multipartidaria el pedido de vacancia presidencial.

Detalló que los otros firmantes frenteamplistas fueron sus compañeros Yván Quispe, Lenin Checco y Absalón Montoya.

Al cierre de esta edición, Correo accedió a la respectiva moción, la que contaba ya con 27 firmas, una más de las que se requieren para que el Pleno del Parlamento debata si se admite o no.

El documento también fue suscrito por César Gonzales (renunciante de Somos Perú), Rosario Paredes (con licencia en AP) y el acciopopulista Orlando Arapa.

Por su cuenta. La decisión de la bancada de izquierda se dio luego de que ellos mismos anunciaran que promoverían una vacancia por cuenta propia.

Mediante un comunicado, se manifestaron a favor de que la Fiscalía de la Nación y las fiscalías especializadas aceleren las pesquisas que involucran a Vizcarra.

En el documento, también exhortaron al jefe de Estado a renunciar y a disponer que se abran sus cuentas bancarias y las de su empresa.

“(También debe) develar si tiene o no tiene cuentas offshore en el extranjero”, agregaron.

Más temprano el congresista José Luis Ancalle (FA) declaró a este diario que en dicha bancada siempre han tenido mucho cuidado y responsabilidad cuando se trata del sustento de mociones.

“Siempre (presentamos pedidos) con sustento legal, responsables, con análisis y que no caigan en saco roto como lo hemos visto en una primera oportunidad”, refirió el parlamentario.

Defensa. Por su parte, la ministra de Justicia, Ana Neyra, cuestionó en Canal N la moción de UPP, pues consideró que se está “desnaturalizando” el mecanismo.

“La fragmentación de los partidos en el Congreso está llevando a que, en general, se trate en repetidas oportunidades de sacar al presidente, porque no tiene mayoría, porque no tiene bancada”, dijo.

En tanto, Jorge Chávez, titular de Defensa, expresó que el mecanismo de vacancia no se puede utilizar a cada momento, dado que esto genera desestabilización en las acciones del Gobierno.

“Nadie está en contra de las investigaciones que se tienen que llevar a cabo, pero se tienen que hacer de acuerdo con el debido proceso y a los lineamientos establecidos por la Fiscalía”, aseveró.

Sin embargo, cabe precisar que las bancadas de Acción Popular (AP), Alianza para el Progreso (APP), Partido Morado y Somos Perú adelantaron que no respaldarán una destitución de Vizcarra.