El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encabezó ayer su primer acto público desde que fue diagnosticado la semana pasada con coronavirus, en el que dedicó su mensaje a las fuerzas del orden público, a los negros e hispanos de cara a la que consideró la “elección más importante en la historia” del país.

Un enérgico Trump se dirigió desde el balcón de la Casa Blanca a un numeroso grupo de personas, en su mayoría jóvenes con camisetas azules y gorras rojas con la inscripción ‘Make America Great Again’ (‘Hacer a EE. UU. Grande de Nuevo’).

La que denominó protesta pacífica por ‘La Ley y el Orden’ se convirtió en un acto de apoyo al convaleciente gobernante, a quien los asistentes gritaban consignas como ‘cuatro años más’ o ‘te amamos’, a lo que él respondió con un ‘Yo también los amo’.

Trump comenzó su intervención, de poco más de 15 minutos, asegurando que se encontraba “muy bien”, pero además agradeciendo a sus seguidores.

“Quiero agradecerles por sus oraciones”, sentenció Trump, quien consideró que han sido “una efusión increíble” para él y la primera dama.

No se ha conocido aún el informe de parte del médico del gobernante estadounidense, Sean Conley, quien anticipó el jueves que Trump podría volver a participar en actos públicos dada su evolución positiva.

Trump no muestra síntomas del covid-19 desde el martes, después de haber estado hospitalizado el fin de semana tras su diagnóstico y padecer fiebre, fatiga y, al menos, dos bajadas en el nivel de oxígeno.

Por la ley y el orden

El acto fue denominado por Trump una protesta pacífica “en apoyo a los increíbles hombres y mujeres de las fuerzas del orden”.

Incluso en las camisetas de los asistentes se leía ‘Blexit’, en alusión a un movimiento liderado por la influenciadora republicana y una de las organizadoras del evento Candace Owens.

Inspirado en el término “brexit usado para definir la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Owens apoya una “salida” o “separación” de los negros del Partido Demócrata.

Defiende plan contra pandemia

Donald Trump subrayó que el país “ha visto la menor contracción económica que cualquier nación importante en cualquier parte del mundo”, pero alertó que sus oponentes “aplastarán el resurgimiento con confinamientos no científicos”.

“Los afroamericanos y los latinoamericanos están rechazando la izquierda radical socialista y están adoptando nuestra agenda proempleo, protrabajador y proestadounidense”, agregó Trump.