La exsecretaria general del despacho presidencial de Martín Vizcarra, Mirian Morales, quien está cumpliendo siete días de detención preliminar como parte de las investigaciones del caso Richard Cisneros, conocido como ‘Richard Swing’, aseguró ante el Poder judicial que siempre ha estado dispuesta a responder durante el proceso.

Yo siempre he mostrado mi mayor disposición a todo el proceso y lo seguiré haciendo porque eso es parte de mis valores y es parte de la crianza, que hoy es mi familia que ha venido siendo golpeada por este hecho”, dijo durante la audiencia en la que el Poder Judicial evaluó la apelación que presentó contra su detención preliminar.

Mirian Morales fue una de las nueve personas detenidas el viernes 2 de octubre a pedido del Ministerio Público por un plazo de siete días, por considerar que había peligro procesal y de fuga por todos los implicados en presuntas irregularidades cometidas en los contratos de Richard Cisneros en el Ministerio de Cultura.

La exfuncionaria del despacho presidencial señaló, ante los magistrados de la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lima, que ella ha trabajado más de 10 años en el Estado y que su mayor muestra de arraigo es su hija de 5 años.

“En todo este tiempo he tratado de dar lo mejor de mí para mi país y ser ejemplo, como hija, y ahora como madre. Mi mayor muestra de arraigo es mi hija que recientemente acaba de cumplir 5 años a la que anhelo criar en conjunto con mi familia y de la que soy fuente de ingresos y que me necesita fuera para afrontar sus gastos de colegio, alimentación y vivienda”, añadió la exfuncionaria.

Abogado de Mirian Morales y fiscalía

Durante la audiencia, el fiscal Óscar Hernán Miranda aseguró que el peligro de obstaculización de parte de Mirian Morales se ha podido acreditar en los audios que fueron grabados y difundidos por medios de comunicación, así como por una aspirante a colaboración eficaz que dijo que Morales pidió a la exministra Patricia Balbuena eliminar mensajes de su celular.

“Lo que revelan los audios da cuenta de (obstaculización), de la necesidad de las personas que participan en las conversaciones registradas de cambiar los registros de ingresos. La persona de Mirian Morales también se ha comunicado con la entonces exministra de Cultura, Patricia Balbuena, para de alguna manera acomodar la declaración de esta a la luz de la investigación que realiza el Ministerio Público”, comentó.

Carlos Rodas, abogado de Mirian Morales, negó que se puedan considerar el testimonio de una aspirante a colaboración como un hecho cierto, sino como un testigo de escuchas, y destacó que lo que las conversaciones grabadas revelan es que su defendida no tenía conocimiento de que se borraron correos electrónicos que pedían la autorización de ingreso de Richard Cisneros a Palacio de Gobierno.

“Esos audios demuestran que Mirian Morales no conocía otros ingresos de Richard Cisneros y no pidió que se destruyan correos como indica la fiscalía […] Son prueba de una conducta de Mirian Morales de querer aclararlo todo”, aseguró.