El director general de Política Macroeconómica y Descentralización Fiscal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Alex Contreras, indicó que la administración tributaria (Sunat) cuenta con el suficiente espacio para aumentar los niveles de recaudación sin que ello signifique un incremento de las actuales tasas impositivas.

Durante el evento “Perú: hacia una recuperación económica resiliente y sostenible en el post covid-19”, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sostuvo que en el país hay aproximadamente un 44% de elusión tributaria del impuesto a la renta (IR) y cerca del 33% de elusión en el caso del impuesto general a las ventas (IGV), lo mismo sucede con otros impuestos.

Con herramientas suficientes

El funcionario del MEF mencionó que uno de los objetivos era precisamente dotar a la Sunat de las herramientas que le permitan reducir esta elusión y mejorar los niveles de recaudación, lo que a su entender ya se logró.

“El Perú requiere por lo menos incrementar en cinco puntos porcentuales su nivel de recaudación con relación al resto de América Latina. Tenemos las herramientas y el espacio para hacerlo”, aseveró.

Cabe indicar que, en agosto de este año los ingresos tributarios del Gobierno central sumaron S/ 7,080 millones, lo que representó una caída de 13.1% en términos reales frente al mismo mes del 2019 (S/ 928 millones menos), informó la Sunat.

Infraestructura e inversión, tarea pendiente

Las cifras de inversión pública si bien mejoraron en setiembre, aún no logran se la palanca que menciona el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ir por la senda de crecimiento.

Alex Contreras comentó que en los últimos dos años se han hecho esfuerzos para promover la inversión pública, en el que se prioricen los proyectos orientados al cierre de brechas.

“Nuestro país tiene una brecha de infraestructura muy grande y, en esa línea, la priorización de la inversión pública debe estar al servicio de los ciudadanos. En estos últimos dos años hubo cambios normativos importantes, como por ejemplo el destrabe de obras paralizadas”, refirió.

Las cifras del cierre de setiembre revelan una caída de la inversión pública en 2% en dicho mes, y en el tercer trimestre un resultado negativo de 22%, con una ejecución de S/ 6,164 millones.

La confianza en el MEF está en la aceleración por la ejecución del Plan Nacional de infraestructura para la Competitividad y la creación de los Proyectos Especiales de Inversión Pública (PEIP), que buscan generar economías de escala con grandes proyectos, bajo el mecanismo de Gobierno a Gobierno.

Por otro lado, en el corto plazo, tienen el programa Arranca Perú tiene un paquete de cerca de S/ 8,000 millones en inversión pública y mantenimiento de obras que aún no enciende su acelerador.