El ex primer ministro Pedro Cateriano consideró que el Congreso de la República pretende llevar a cabo un “golpe de Estado” para vacar al presidente Martín Vizcarra tras aprobar el último viernes una moción de vacancia que será debatida el próximo 18 de setiembre.

“El golpe de Estado es llevado adelante por el Congreso por una mayoría que, violando la Constitución, pretende vacar al presidente Vizcarra. No es una cosa menor. Ya ha sido presentada la moción para declarar la vacancia”, afirmó en entrevista con La República.

Cateriano sostuvo que luego que se revelara la comunicación que mantuvo el presidente del Congreso, Manuel Merino, con altos mandos de las Fuerzas Armadas, existen indicios “más razonables” de un golpe de Estado por quienes podrían ser imputados por el delito de sedición.

“Es un golpe de Estado en marcha. Y a partir de la revelación publicada por Gustavo Gorriti (de que Manuel Merino buscó el apoyo de las Fuerzas Armadas antes de votarse la vacancia) creo que ya hay indicios más que razonables en los cuales se ve a un grupo de personas que podrían ser imputadas como actores del delito de sedición”, agregó.

Además, destacó que la sedición es un “delito tipificado en el Código Penal que tiene como objetivo perturbar el orden constitucional”, por lo que debería ser investigado por el Ministerio Público.

“Ante una denuncia tan grave que involucra a Manuel Merino de Lama y a un congresista (Otto Guibovich), la fiscalía creo que de oficio debería iniciar una investigación contra las personas que resulten responsables”, dijo.

Cateriano consideró también que existen “intereses subalternos al margen de los intereses nacionales” en el Legislativo.

“Son intereses de entorpecer la acción de la justicia. Eso se deduce con facilidad luego del grotesco espectáculo del debate del viernes. ¿Cómo es posible que un Parlamento democrático interrogue a una persona que es central en la acusación (Karem Roca) y en simultáneo apruebe el pedido de vacancia? Es decir, en ninguna parte del mundo se ha visto que el debido proceso se violente de esta forma”, precisó.

Finalmente, se mostró a favor de que el Ministerio Público investigue las conversaciones que mantuvo el presidente Martín Vizcarra con funcionarios de Palacio de Gobierno respecto a la estrategia de defensa sobre las visitas de Richard Cisneros, más conocido como ‘Richard Swing’ y calificó los audios como “vergonzosos”.

“Me parece que son audios penosos, vergonzosos. Es tarea de la Fiscalía indagar […] Lo que creo es que esta responsabilidad recae en el ministro del sector o los funcionarios del sector. De acuerdo a la Constitución, el presidente es irresponsable políticamente y acá se trata de encontrar una responsabilidad política. ¿Por qué existe el refrendo ministerial? Para que los ministros asuman los actos administrativos. Pero si hay indicios razonables después de la investigación en la Fiscalía contra el presidente Vizcarra, se tendrá que investigarlo al final de su mandato”, acotó.