Con la recuperación de las ventas mensuales de viviendas en Lima Metropolitana, en el mes de julio, según Juan Carlos Tassara, presidente de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI), el sector inmobiliario ha mostrado tener una solidez que está siendo apreciada por los inversionistas financieros.

“Las propiedades en Lima, en ningún momento se desvalorizaron. Ha habido una fluctuación normal del metro cuadrado, que ha estado en más o menos 5%, que es lo normal en el año, pero no ha habido una caída abrupta del precio y tampoco ha pasado con los terrenos”, indicó.

En ese sentido, comentó que hay inversionistas institucionales interesados en invertir en negocios de renta dentro del sector vivienda. Si bien los alquileres todavía se están recuperando, pronto podrían tener más movimiento.

En primer lugar, debido a que la pandemia ha llevado a muchas personas a buscar compromisos de un plazo más corto, y segundo, porque cuando el turismo se reactive, los hoteles ya no ofrecerán estancias largas.

“Ha habido más oportunidad de venta, y también más oferta en renta porque había hoteles dedicados a la renta de corto plazo, cuando esta oferta se vaya y empiece el turismo, muy probablemente, la renta suba significativamente”, aseguró.

La opción para locales comerciales y oficinas

Para Jorge Reátegui, socio líder de Inmobiliario de Hernández & Cía Abogados, los más golpeados han sido el sector hotelero y el retail, por lo que una alternativa para estos negocios podría ser la venta con opción a recompra que se maneja entre los inversionistas financieros.

“Lo que estos negocios pueden estar buscando -en caso de falta de liquidez- es vender el activo totalmente, o venderlo a un fondo de inversión, quedándose como arrendatarios con una opción de recompra y tener los flujos que les permita poner sus números en azul, para después volver a comprar la propiedad”, explicó.

Agregó que esta alternativa es manejada por los fondos de inversión, que junto a los inversionistas financieros están observando de cerca el sector, a través de los instrumentos financieros como los FIBRA.

En opinión de Tassara, otro segmento que también se recuperará pronto es el de las oficinas pequeñas (de menos de 100 m2). Aseguró que esto se debe a una mayor necesidad de uso por parte de profesionales independientes que no requieren mucho espacio, como las oficinas corporativas, que sí están paradas.