La Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), mediante su proyecto de Reglamento, propone que los taxistas no puedan brindar sus servicios si poseen antecedentes penales por violencia contra las mujeres y niños. De igual forma, también se propone la implementación del sistema de GPS en los vehículos que presten servicios de taxi.

El proyecto de Reglamento que regula la prestación de servicio de taxi en Lima y Callao dispone que los taxistas no tengan antecedentes penales por violencia contra las mujeres o los menores de edad. De tal forma, con esta propuesta se buscaría salvaguardar la seguridad de los usuarios del servicio.

Dicho proyecto de Reglamento se encuentra disponible desde hoy viernes 4 de septiembre de 2020, en la página institucional de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao. Por lo cual, a partir de la mencionada fecha se tendrá un plazo de 20 días para que las entidades públicas, privadas y la ciudadanía en general remitan sus comentarios y/o aportes.

Así lo ha establecido la Resolución de Presidencia Ejecutiva N°125-2020-ATU/PE, publicada en el diario oficial El Peruano el día de hoy.

Por otro lado, el proyecto de Reglamento también propone que los vehículos sean implementados con un sistema de GPS donde los usuarios podrán acceder a la información que emita el sistema a través de un aplicativo.

Asimismo, el Reglamento dispone que el vehículo a prestar servicio de taxi debe tener una antigüedad máxima de 15 años con el fin de proteger el medio ambiente. La antigüedad del carro se determinará teniendo en cuenta el primer día del año siguiente del modelo del vehículo.

Respecto a las personas con discapacidad, se permitirá que aborden el taxi junto a sus animales de compañía.

Dicha norma también determina que el plazo de vigencia de la autorización para prestar el servicio de taxi sea por 10 años. Además, se plantea la reorganización de las modalidades del servicio de taxi, clasificándose en independiente o en ejecutivo.