Un grupo de siete trabajadores de la comuna de Pocollay dieron positivo tras pasar pruebas rápidas de COVID-19 el viernes, informó el gerente municipal Duberli Quispe.

Manifestó que el personal se encuentra en aislamiento domiciliario y se encuentran en la fase final del contagio del virus. Anunció que se desinfectará los ambientes ediles y que fueron 200 las pruebas serológicas aplicadas por personal de EsSalud. Los que salieron positivo en la prueba rápida luego serán sometidos a una molecular.

Acotó que hoy no habrá atención al público en la comuna debido a los trabajos de desinfección y señaló que desde el inicio de la pandemia se han registrado otros 12 contagiados que ya está recuperados.