Los programas sociales adscritos al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) trabajan intensamente en favor de los comunidades amazónicas y andinas, pues se trata de una población vulnerable que necesita la presencia del Estado para acceder a servicios y mejorar su calidad de vida, sostuvo la titular del portafolio, Patricia Donayre Pasquel.

“En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas quiero destacar los esfuerzos del sector para llegar a estas poblaciones originarias mediante los programas sociales. La inclusión y el desarrollo de los pueblos indígenas y originarios es nuestra misión porque no obstante poseer una enorme sabiduría ancestral, que forma parte de la riqueza cultural del país, presentan necesidades críticas, que aumentaron debido al covid-19”, afirmó.

Respeto

La funcionaria aseguró que las intervenciones “respetan los usos y costumbres locales, y ahora siguen los protocolos de seguridad, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas. El personal que las ejecuta pasa previamente por pruebas de descarte del covid-19”.

“Las intervenciones se dan sobre todo con las Plataformas Itinerantes de Acción Social (PIAS) y los tambos del Programa Nacional Plataformas de Acción para la Inclusión Social (PAIS) que acercan servicios del Estado a poblaciones dispersas. También con el proyecto Noa Jayatai de Foncodes, los alimentos de Qali Warma, el impulso de Juntos, la guía en el desarrollo infantil temprano que brinda Cuna Más, y las subvenciones y el acompañamiento que proporcionan Pensión 65 y Contigo”, refirió.

Así, por ejemplo, las PIAS del PAIS recorren comunidades amazónicas transportando brigadas de profesionales de la salud y personal del Banco de la Nación, Ministerio de Cultura, Midis y la Fuerza Aérea del Perú.

Así, desde el 25 de junio se brindaron 39,155 atenciones en Loreto y 9,414 en Ucayali. En Puno está en marcha la primera campaña de PIAS mixtas (lacustre y terrestre) Lago Titicaca I por 53 comunidades rurales para atender a más de 7,000 compatriotas.

Tambos

Asimismo, en 319 tambos del mismo programa se atiende a la población achuar, awajún, matsés, kichua, ikitu, kukama kukamiria, murui-muinani, secoya, shawi, yagua y ocaina en Loreto; aimara y quechua en Puno, Tacna y Moquegua; asháninka, nomatsigenga y quechua en Junín; awajún y wuampis en Amazonas; shipibo-konibo y asháninka en Ucayali; y matsigenka, ese eja, nomatsigenga, kichua y wampis en Madre de Dios.

Qali Warma entregó en lo que va del año 3,990 toneladas de productos a comités de alimentación escolar de comunidades indígenas de Amazonas, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Junín, Loreto, Madre de Dios, Pasco, San Martín y Ucayali para que estos, a su vez, se los den a los padres y las madres de los escolares. En esas regiones, el programa atiende a 169,704 alumnos de pueblos indígenas.

Estrategia multisectorial

El Ministerio de Cultura fortalece diversas acciones para los pueblos originarios mediante una estrategia multisectorial como parte del Decreto Legislativo N° 1489 basada en tres ejes: atención sanitaria, abastecimiento de alimentos, así como alerta e información temprana.

Para el eje de atención sanitaria, el Ministerio de Salud (Minsa) aprobó el Plan de Intervención para comunidades indígenas y centros poblados rurales de la Amazonía con 74 millones de soles, en beneficio de 350,000 ciudadanos de 10 regiones.

El Ministerio de Cultura, en coordinación con el Midis, garantiza alimentos a comunidades pertenecientes a pueblos indígenas, lo que permitirá beneficiar a más de 200,000 ciudadanos en regiones de la Amazonía.

A la fecha, se vigila también el estado de salud en 33 pueblos indígenas u originarios en 13 regiones del país, por intermedio de 447 líderes indígenas, personal de salud, entre otros.