El presidente de Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, estimó que las medidas de confinamiento para frenar el avance de la Covid-19 provocará que la pobreza se incremente entre 8 y 10 puntos porcentuales, lo que significaría un retroceso de 10 años de lucha contra la pobreza.

“Esta crisis podría llevar a que más de 868 mil hogares no tengan los ingresos suficientes para cubrir la canasta básica de alimentos y sus servicios, en donde el 64% de estos hogares viven en las zonas urbanas”, precisó el premier.

Para mitigar estos impactos, en lo que resta del año el Ejecutivo adoptará un conjunto de medidas por más de 8 mil millones de soles. Esta inyección de recursos equivalente a más de un punto del PBI permitirá sostener el consumo de las familias mientras se recupere el empleo y moderar el impacto de la crisis sobre la pobreza.

“La plaga ha tenido un impacto económico muy significativo que ha afectado a los peruanos. La cuarentena y las demás medidas de confinamiento, si bien salvaron la vida de centenares de miles de compatriotas, ocasionó también efectos negativos en el empleo, los ingresos y el consumo de millones de familias”, acotó Cateriano.