Tras los preparativos de estas últimas semanas, cargados de sorpresas para los fans de AC/DC, ahora ya sí, «Back in Black» ha cumplido cuarenta años. Se trata de un disco trascendental porque es el más vendido de la historia del rock, y porque en todo este tiempo ha dejado una increíble ristra de anécdotas de lo más curiosas.

Como su anterior álbum, «Highway To Hell» (1979), fue producido por Robert John «Mutt» Lange, cuyo sencillo enfoque de estudio le dio al grupo su primer álbum de platino en Estados Unidos. El cantante principal de AC/DC, Bon Scott, falleció inesperadamente el 19 de febrero de 1980, dejando el futuro de la banda incierto. Con el estímulo de amigos y familiares, Angus y Malcolm Young comenzaron una breve búsqueda de un nuevo vocalista, eligiendo rápidamente al antiguo líder de Geordie, Brian Johnson (un cantante al que Bon admiraba). Brian estaba trabajando en una línea de montaje de British Leyland, techando coches, cuando recibió la llamada de la banda. Y tras un breve tira y afloja: Johnson fue anunciado como el nuevo vocalista de AC/DC el 1 de abril de 1980.

Inicialmente se había planificado que fuera grabado en Londres, pero AC/DC y Mutt Lange aprovecharon una repentina apertura en los Compass Point Studios de Nassau (Bahamas) para hacerlo allí. Al llegar a la isla para grabar, Malcom Young es escapó por poco de ser arrestado por liarla cuando un agente de aduanas le incautó brevemente su guitarra. Las sesiones de grabación, además, se complicaron por las tormentas tropicales que cortaron la electricidad.

Encontrar «el campanazo» perfecto para abrir el primer tema «Hells Bells» no fue una tarea fácil. Los intentos de registrar las campanas de la iglesia resultaron en ruidosas bandadas de pájaros dispersándose cada vez que las hacían sonar. Al final, una fundición en Leicestershire creó una campana de bronce de 2.000 libras para la banda, que fue finalmente grabada gracias a un estudio móvil propiedad de Ronnie Lane de The Faces.

Una de las anécdotas más asombrosas que rodean al disco se produjo en 1993: el piloto del ejército estadounidense Michael Durant fue localizado después de un accidente en Mogadiscio, Somalia, durante el conflicto bélico que libró el país contra Estados Unidos. Durant fue arrestado como prisionero de guerra, y fue torturado en un refugio de terroristas islámicos mientras en el exterior seguían los disparos. Otro comando fue enviado a rescatar al piloto secuestrado, pero sólo se le pudo encontrar después de que los equipos de búsqueda pusieran «Hells Bells», su canción favorita, desde un avión de rescate: al reconocerla, pudo zafarse y salir a un patio ondeando su camiseta para señalar su posición (los eventos fueron luego dramatizados en la película de 2001 «Black Hawk derribado»)

«Hells Bells» se usó como tema de entrada para el lanzador de los San Diego Padres y miembro del Salón de la Fama del Béisbol, Trevor Hoffman, desde 1998 hasta 2010. Fue una de las primeras veces que una canción de rock acompañó a un lanzador al acercarse al montículo.

El icónico riff de apertura de «Back In Black» se basó en una idea que Malcom tuvo durante una prueba de sonido en la gira «Highway To Hell». «Back In Black» fue elegida para acompañar a los astronautas de la nave Dragón de SpaceX cuando abordaron la misión espacial tripulada a la Estación Espacial Internacional en 2020.

Las canciones de «Back In Black» y «Shoot To Thrill» se usaron para poner música a escenas cruciales en las dos primeras películas de Marvel, Iron Man, en 2008 y 2010. AC/DC lanzó una colección de canciones junto con el lanzamiento de Iron Man 2. El tema «Let Me Put My Love Into You» fue citado de forma infame como uno de los «Filthy 15» por el Centro de Recursos Musicales de los Padres, lo que desató un debate sobre el contenido para adultos en la música rock y resultó en la creación del famoso indicativo Parental Advisory.

La maravillosa «Rock and Roll Ain’t Noise Pollution» fue escrita en 15 minutos después de que la banda se dio cuenta de que necesitaba una canción más para completar el álbum. Al escuchar atentamente la introducción del tema, se puede escuchar a Brian Johnson encender un cigarrillo y dar una calada antes de empezar a cantar.

La portada del álbum, completamente negra, era un tributo a Bon Scott. Por insistencia de Atlantic Records, su sello de la época, la banda permitió que el texto estuviera bordeado en gris. «Back In Black» se convirtió en el primer álbum número uno de AC/DC, alcanzando el primer lugar en su Australia natal así como en el Reino Unido. Se convirtió en su primer álbum Top 10 en Estados Unidos, alcanzando el número 4.

Los singles de Back In Black incluyeron los singles de mayor éxito de AC/DC en Australia hasta ese momento- «You Shook Me All Night Long» (Nº 8) y «Rock and Roll Ain’t Noise Pollution» (Nº 7)- y también le dieron a la banda sus primeros singles del Top 40 americano con «You Shook Me All Night Long» y «Back In Black». Es el álbum de mayor éxito comercial de AC/DC, con un total de 50 millones de copias vendidas en todo el mundo, sólo por debajo del «Thriller» de Michael Jackson ha vendido más.
El reconocimiento de la crítica

La canción «Back In Black» fue incluida en la lista de VH1 de las mejores canciones de hard rock de todos los tiempos (en el puesto 2), en el puesto 187 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos de Rolling Stone y en el puesto 29 de la lista de las 100 mejores canciones de guitarra de todos los tiempos de Rolling Stone.

La canción «Back In Black» llegó tarde al Top 40 del Reino Unido en 2012, después de que AC/DC pusiera su catálogo a disposición en iTunes por primera vez. Como resultado, la canción también encabezó la lista de éxitos de rock del Reino Unido y la lista de éxitos de Hard Rock Digital Songs de Billboard ese mismo mes.

En 2010, la emisora de radio australiana Triple M emitió su «Ultimate 500 Rock Countdown». Los cinco primeros puestos fueron ocupados por canciones de AC/DC, con «Back In Black» en el número 2.

El mes de julio de 2020 está siendo un mes cargado de actividad para los fans de AC/DC en el que la banda ha compartido contenido de sus archivos, tanto inédito como antiguos, para disfrute de muchas generaciones incondicionales de la banda. Además, el grupo ha lanzado una línea de mechandising específica para celebrar los 40 años.

En España, además, su discográfica, Sony Music, se ha unido a la legendaria marca de guitarras Gibson para buscar el mejor riff de «Back in Black» en España y regalar una guitarra Gibson SG Tribute Vintage Cherry Satin, al estilo de Angus Young, al ganador.