Ricardo Guerra Vásquez

A raíz de la pandemia que obligó a millones de personas a confinarse en sus hogares por varias semanas, más de la mitad de limeños encuestados indicó que incrementará sus medidas de ahorro, según reveló el estudio “Consumidor peruano y la nueva normalidad”, realizado por Neo Consulting.

Daniel Falcón, fundador y director de la consultora, explicó que esto se debe a que muchas personas se toparon con la cuarentena cuando tenían poco dinero ahorrado o, simplemente, no lo tenían, por lo que ahora tomarán diferentes previsiones para evitar volver a encontrarse en esta situación.

“No es solo por lo que han pasado, sino también por las diferentes situaciones que han visto en esta coyuntura. Esto fue tan inesperado que ha provocado una gran preocupación”, refirió.

A su vez, incidió en que el 63,5% señaló que realizará menos compras de ropa, bolsos y calzados, así como también un 49,4% indicó que reducirá sus gastos relacionados a “caprichos”.

El informe también destacó, que el 54,3% de los encuestados empezará o mantendrá una alimentación saludable, mientras el 37,5% dijo que se ejercitará más que antes. Esto va en línea a la difusión de la importancia de tener un sistema inmunológico óptimo para hacerle frente a diversas enfermedades, entre ellas el coronavirus, añadió Falcón.

COMERCIO ONLINE

Esta crisis sanitaria, que implicó una serie de restricciones, también ha dado espacio para el crecimiento de ciertos rubros. Uno de ellos ha sido el comercio online. La encuesta da cuenta de que cinco de cada 10 limeños utilizará con mayor frecuencia este canal.

Falcón detalló que, durante el aislamiento, los puntos de venta realizaban en un solo día el total de ventas semanales. Con la cuarentena sin efecto, la incidencia se redujo ligeramente.

Sin embargo, dijo que fue evidente que el sistema logístico de los negocios no estuvieron preparados. Aún así, su avance fue significativo.

“Se ha acelerado en tres o cuatro años el consumo online”, indicó el directivo, añadiendo que ahora las compras son más racionales y no tan emocionales.
EL IMPULSO DE SALIR

Respecto a las salidas, el estudio reflejó que las personas entre 40 y 60 años saldrán con mayor frecuencia que en la cuarentena en comparación a otros grupos de edades. Casi el 30% tendrá que salir casi a diario.

Falcón explicó que esto se debe a que el teletrabajo es más difícil para el segmento de mayor edad, pues no están acostumbrados a las herramientas digitales. Mientras que en otros casos es simplemente imposible por las mismas funciones.

“Las personas de 60 años son los ‘maestros’ de las fábricas y no pueden hacer teletrabajo”, remarcó.