A través de un decreto supremo en el marco de la Fase 3 de la reactivación económica, el Ejecutivo autorizó a empresas de distintos rubros a reiniciar sus operaciones. Entre ellas se menciona a las “agencias de colocación de empleo, agencias de trabajo temporal y otra provisión de recursos humanos”.

De esta manera, se incluye también a los headhunters, consultoras que buscan altos ejecutivos para ocupar puestos en grandes empresas.

“Nuestra firma se especializa en la búsqueda de ejecutivos y miembros de directorio y entrar en la tercera fase de reactivación nos permitirá retomar la demanda acostumbrada o quizás hasta en un grado mayor. Las organizaciones en general necesitaran redefinir los perfiles de sus ejecutivos”, le dijo a este diario Juan Pablo Delgado, managing partner de ND Executive Search.

El experto agregó que todas las organizaciones se están enfrentando y enfrentarán nuevos retos, cambios estructurales y redefinición en sus modelos de negocios, algo que no tenían mapeado. “Este hecho demandará, sin equivocación, diferentes perfiles a los actuales y cambio de personas en esos roles”.

La situación actual de recesión por la pandemia ha afectado en las búsquedas de nuevos ejecutivos. Como referencia, el estudio ‘Salarios y Empleo – Crisis COVID-19’ que publicó la consultora AIMS Internacional hace unas semanas, indica que de 50 grandes empresas encuestadas de nuestro país, el 92% respondió que no haría contrataciones este año.

Al respecto, Armando Cavero, managing partner de AIMS International Perú, resaltó que en una situación como la actual se tiende a reducir posiciones: “Las empresas le pueden decir al gerente financiero que se encargue también de recursos humanos, entonces prescinde de la posición que lideraba esta área”.

Pero en esa misma línea añadió: “Por nuestra experiencia, sabemos que hasta en los peores momentos se necesitará incorporar al ejecutivo adecuado, si este deviene en imprescindible”.

La visión de Delgado sobre lo que resta del año difiere: “Lo vemos con optimismo, porque se retomarán procesos que quedaron pendientes y se decidirá el cambio de perfiles porque los negocios también ingresarán a una nueva normalidad. Esperamos un cuarto trimestre y un primer trimestre 2021 dinámico”.

De la mano de la tecnología

Armando Cavero explicó que este decreto del Ejecutivo no cambia mucho su manera de trabajar, al tener un ADN tecnológico. “Desde la fundación, a nuestra empresa la llamamos Headhunting in the cloud. Es decir, nuestros procesos de búsqueda han estado muy virtualizados, no al 100%, pero yo diría que un 80% nuestro proceso siempre ha sido virtual”.

Detalló, además, que la evaluación de los ejecutivos se realiza con encuestas web. Lo único que se hacía presencial era la entrevista final con el socio senior de la organización, que entrevistaba a los candidatos de lista corta. “Toda la parte anterior de investigación de mercado se realiza de manera virtual”.

Contó que en AIMS han conducido búsquedas para diversas industrias en países como Tailandia, Indonesia, Egipto, Nigeria, Alemania, Estados Unidos y Argentina. “Y todas las entrevistas con los finalistas han sido virtuales. Cuando quedaban dos candidatos, se elegía si se seguían haciendo entrevistas virtuales o se le mandaba el pasaje para hacerla presencial”.

Por su parte, Juan Pablo Delgado señaló que en ND han estado “trabajando intensamente con ayuda de la tecnología en diferentes plataformas de comunicación para relevamientos de perfil con las empresas, entrevistas iniciales y de profundidad con candidatos, evaluaciones de competencias y psicométricas, verificaciones académicas, financieras y legales, así como referencias laborales las que nos demandan gran cantidad de tiempo dentro de cada proceso”.

Sin embargo, precisó que así como trabajan de manera virtual, es indispensable llevar a cabo reuniones presenciales. “Es determinante que durante el proceso de evaluación observemos y evaluemos el lenguaje corporal, dicción, expresiones, presentación y reacciones físicas a diferentes preguntas–estímulos para determinar si calza con el perfil requerido por el cliente”.

“No se puede sustituir. En esta etapa de cuarentena no lo hemos podido hacer y hemos tenido que usar mucho más referencias 360 grados de experiencias laborales pasadas para tener mayor seguridad de no equivocarnos”, puntualizó.