Las medidas restrictivas y de aislamiento social en el contexto de la emergencia sanitaria han golpeado fuertemente la economía peruana, que entre enero y abril ha retrocedido en 25% respecto de su nivel del año pasado. El deterioro de la actividad productiva ha afectado el mercado laboral a todo nivel. Las últimas cifras de la planilla electrónica evidencian un impacto significativo en el empleo formal.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), disponibles hasta el 21 de junio, entre marzo y esa fecha se han perdido unos 199.000 empleos formales asalariados en el sector privado. Esto implica una caída de 7,3% respecto al número de puestos de trabajo que hubo entre marzo y junio del 2019 (3,8 millones). Sin embargo, luego de que se iniciara la reactivación económica por fases, las cifras de empleo formal tuvieron evolución positiva. Entre el 1 y 21 de junio se habrían creado en neto unos 84.000 puestos de trabajo, lo que habría revertido la tendencia a la baja pero aún lejos de compensar las caídas de marzo, abril y mayo (283.000 empleos).

De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), disponibles hasta el 21 de junio, entre marzo y esa fecha se han perdido unos 199.000 empleos formales asalariados en el sector privado. Esto implica una caída de 7,3% respecto al número de puestos de trabajo que hubo entre marzo y junio del 2019 (3,8 millones). Sin embargo, luego de que se iniciara la reactivación económica por fases, las cifras de empleo formal tuvieron evolución positiva. Entre el 1 y 21 de junio se habrían creado en neto unos 84.000 puestos de trabajo, lo que habría revertido la tendencia a la baja pero aún lejos de compensar las caídas de marzo, abril y mayo (283.000 empleos).

De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), disponibles hasta el 21 de junio, entre marzo y esa fecha se han perdido unos 199.000 empleos formales asalariados en el sector privado. Esto implica una caída de 7,3% respecto al número de puestos de trabajo que hubo entre marzo y junio del 2019 (3,8 millones). Sin embargo, luego de que se iniciara la reactivación económica por fases, las cifras de empleo formal tuvieron evolución positiva. Entre el 1 y 21 de junio se habrían creado en neto unos 84.000 puestos de trabajo, lo que habría revertido la tendencia a la baja pero aún lejos de compensar las caídas de marzo, abril y mayo (283.000 empleos).

De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), disponibles hasta el 21 de junio, entre marzo y esa fecha se han perdido unos 199.000 empleos formales asalariados en el sector privado. Esto implica una caída de 7,3% respecto al número de puestos de trabajo que hubo entre marzo y junio del 2019 (3,8 millones). Sin embargo, luego de que se iniciara la reactivación económica por fases, las cifras de empleo formal tuvieron evolución positiva. Entre el 1 y 21 de junio se habrían creado en neto unos 84.000 puestos de trabajo, lo que habría revertido la tendencia a la baja pero aún lejos de compensar las caídas de marzo, abril y mayo (283.000 empleos).