Las compañías de oxígeno medicinal Praxair, Linde y Messer Gases del Perú -que luego sería comprada por Air Products- se encontraban sometidas a un proceso sancionador por parte de Indecopi, cuando el 26 de enero de 2010 el régimen aprista de Alan García emitió una norma que permitió que elevaran sus ventas.

Mediante la Resolución Ministerial N° 062-2010-Minsa, el gobierno aprista resolvió cambiar el rango de la pureza del oxígeno medicinal de 93% a 100%, por 99% a 100%, lo que benefició económicamente a las empresas proveedoras de oxígeno medicinal, que en ese momento controlaban el 90% del mercado.

La norma, entonces suscrita por el exministro de Salud Óscar Ugarte Ubilluz, consolidó al denominado Cártel del Oxígeno Medicinal -denominado así por Indecopi-, cuyas graves conductas con el afán de copar las contrataciones de EsSalud fueron sancionadas por Indecopi en 2013, con una multa ahora actualizada de 24 millones de soles.

Sobre la base de datos de los proveedores del Estado, del Ministerio de Economía y Finanzas, La República elaboró un cuadro estadístico de los ingresos que obtuvieron las empresas del grupo Praxair -Linde Perú, Praxair Perú y Tecnogas- y Air Products -Messer Gases del Perú-, y pudo comprobar que al año siguiente de la publicación de la Resolución Ministerial N° 062-2010-Minsa, las mencionadas compañías aumentaron considerablemente sus contrataciones con el Estado, especialmente con EsSalud.

En 2010, Praxair Perú facturó 5,2 millones de soles, y al año siguiente de la resolución ministerial, subió a más del doble: 10,6 millones de soles. Hasta 2019, continuó elevando sus ingresos. En 2019 alcanzó los 15,2 millones.

De las tres empresas del grupo, Praxair Perú representa el 56%, Linde Perú el 31% y Tecnogas el 13%. Sumados los ingresos de las tres empresas del grupo entre 2011 y 2019 -periodo de vigencia de la resolución ministerial del segundo gobierno aprista-, facturaron al Estado 158,3 millones de soles.

Se trata de una cifra muy importante que se explica por la posición de dominio del mercado de oxígeno que mantiene hasta el día de hoy Praxair, y por la norma del Ministerio de Salud con nombre propio que se emitió en 2010.

Sin duda, la norma que cambió la disposición del consumo de oxígeno medicinal de una pureza de 93% a 100%, por 99% a 100% de pureza, consolidó la posición de Praxair.

En efecto, el 14 de diciembre de 2018, el gerente de ventas de Air Products, Juan Guardia, confirmó la compra de Messer Gases del Perú, al mismo tiempo que criticó que en el Perú no existiera una ley antimonopolio que permitiera la competencia en el mercado del oxígeno. Se refería claramente a Praxair, que al fusionarse con Linde en 2018, se hizo con más del 70% del mercado peruano.

“Con la compra de Messer alcanzaremos el 23% del mercado. (…) En países con ley antimonopolio, Praxair o Linde tendrán que vender algunas operaciones para completar la fusión (de ambas empresas). Air Products podría comprar algunas de estas a nivel mundial. En el Perú también se fusionarán, pero no se venderá ninguna operación porque no existe esta ley (antimonopolio)”, explicó Juan Guardia a la publicación Semana Económica. Ciertamente, eso es lo que ocurrió.

El lunes 15 de este mes, la Corte Suprema confirmó la multa de Indecopi a Praxair y a las otras empresas por 24 millones de soles -¡7 años después de la sanción!-, lo que debería traer como consecuencia la desconcentración del mercado de oxígeno medicinal, tan necesaria en plena pandemia del nuevo coronavirus.

El dato

Precisión. El Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) informó a La República que ni el Poder Judicial, ni Indecopi han notificado la sentencia que confirma la sanción a Praxair Perú. Por lo que sigue habilitada para contratar con el Estado. Por estos días, EsSalud debe renovar contrato millonario con Praxair.

Disculpas. El autor rectifica que funcionarios de OSCE no atendieron una solicitud de información, cuando lo cierto es que sí hubo una respuesta adecuada.