La Amazonía nos regala uno de sus frutos más ricos y nutritivos: el aguaje, fruta agridulce con un importante valor alimenticio. Además de brindar un gran aporte en vitaminas y minerales, posee compuestos naturales que son de beneficio para la salud.

El aguaje es una de las palmeras que más abunda en Sudamérica. En Perú, se cultiva en Loreto, Ucayali, Huánuco y San Martín, y se calcula que existen más de cinco millones de hectáreas de aguajales, de los cuales un millón está en Pacaya Samiria.

Este fruto tiene un papel vital en la cadena de los bosques tropicales selváticos, pues es importante alimento de animales como el sajino, sachavaca, mono, majaz; así como especies de aves y peces.

Beneficios para la salud

El aguaje presenta un alto contenido de vitamina A (betacaroteno), mayor inclusive al de la zanahoria y espinaca. Presenta así funciones antibióticas, analgésicas y antiinflamatorias; además de ayudar en la salud ocular y en mantener una piel saludable.

Este fruto amazónico contiene también una elevada presencia de vitamina C, la misma que ayuda en la absorción de hierro y calcio.

El aguaje contiene fitoestrógenos (compuestos vegetales), que, de acuerdo a estudios realizados, tienen efectos sobre la salud humana; uno de ellos es el efecto anticancerígeno, cuyo mayor alcance protector estaría frente a tumores de mama, colon y próstata.

Asimismo, el consumo de fitoestrógeno, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, que afectan al corazón y vasos sanguíneos.

Otro de los grandes beneficios del fitoestrógeno, es la reducción de los efectos de la menopausia. Investigaciones han demostrado que mujeres que consumen alimentos ricos en este compuesto, presentan una menopausia tardía y con menos trastornos. Asimismo, ayuda a equilibrar los niveles hormonales.

Efecto ambiental

El aguajal almacena más de 600 toneladas de dióxido de carbono por hectárea, entre tres y cinco veces más que cualquier otro ecosistema tropical, por eso su labor como mitigador del cambio climático es vital.

¿Sabías que?

  • Su nombre científico es Mauritia flexuosa L.; y fue la primera palmera amazónica descrita por la ciencia, en 1781. En Brasil se le conoce como buriti y en Colombia y Venezuela como moriché.
  • El aguaje presenta plantas femeninas y masculinas. La primera es la que produce el fruto, pero necesita de la segunda para ser polinizada. En su etapa adulta, puede alcanzar hasta los 35 metros de altura y 50 centímetros de diámetro.
  • Produce en promedio ocho racimos por palmera, y cada racimo produce aproximadamente 725 frutos, por lo que la producción media estimada es de 290 kilos por palmera.
  • El año pasado, la región Loreto impuso un nuevo Récord Guinness al preparar y degustar masivamente 751.30 kilogramos de mazamorra de fruta hecha con aguaje. Para lograrlo, se necesitaron casi 2 toneladas de aguaje.

Fuentes: Indecopi / La República / alimentaciónsana.org/ Promamazonia/ Andina