José Vadillo Vila

Para setiembre, Giramos Perú lanzará un aplicativo gratuito que permitirá al sector musical peruano contar con bolsas de trabajo actualizadas, conocer de una oferta de cursos, talleres y otros mecanismos para su desarrollo en este campo.
“Es una herramienta realmente pensada para el sector musical”, explica Pepita García Miró, directora de Giramos.
El musical es un sector “muy grande” y no se limita “a los que dan la cara”, músicos y cantantes. Integran este sector ingenieros de sonido, luminotécnicos, personas que alquilan de equipos, estudios de grabación o salas de ensayo, las tiendas de instrumentos musicales, los profesionales del diseño de marcas y logos, entre otros.
García Miró adelanta que, en breve, se iniciará la etapa “beta” del aplicativo, para la cual se invitará a técnicos y profesionales del rubro musical para que conozcan la app y den su opinión. Ello permitirá perfeccionar la herramienta online antes de su salida.
En conversación con El Peruano, Pepita comenta que el punto de partida de la app se dio hace dos años, cuando Giramos Perú ganó uno de los incentivos de Innóvate Perú, programa del Ministerio de la Producción (Produce), para realizar un estudio preliminar sobre la identificación de los locales en Lima y otras ciudades del país, para realizar una serie de conciertos con músicos peruanos y extranjeros.
El diagnóstico temprano que arrojó la investigación no fue alentador: el sector musical peruano es “desmembrado y desarticulado”, dice García Miró.
Gracias a un segundo concurso de Innóvate Perú, lograron ampliar la plataforma Giramos.pe “para juntar y darle aterrizaje a todo el sector musical; conectarnos y saber quiénes somos”.
La cantante y promotora recuerda que al no ser un grupo consolidado el de la industria musical en general es un tema muy delicado para poder canalizar apoyos desde el Estado. El otro tema que se debe proponer a los nuevos congresistas es una ley de la música, de la cual es huérfana el país. “No es posible que para el libro no pagues impuestos y para un disco, sí”.
Músicos en cuarentena
Este año, las actividades musicales en el país están restringidas por la emergencia sanitaria y la pandemia del coronavirus.
Pepita explica que la idea de juntar a las personas que integran al sector musical permite, en el corto plazo, “crear grupos de ayuda rápida” para ellos, que están siendo afectados por el contexto actual.
“A toda esta gente que ha quedado sin trabajo tenemos que, primero, identificarlas y, luego, realizar actividades para apoyarlas. En España (el gremio musical) se ha organizado muy bien y está vendiendo polos. Aquí podríamos, por ejemplo, vender las producciones musicales en físico o por descargas. Lo recaudado a través de esta venta iría para estas personas y no solo para los músicos (propietarios de las producciones).”
 
Cursos gratuitos
Otra manera de apoyar es la capacitación, explica. Entonces, se acaba de lanzar las “doce sesiones profesionales gratuitas” de #GiramosEnCasa.
En ellas participarán el multiinstrumentista Lucho Quequezana, el sonidista Frank Cebreros y la productora María Carrascal, entre otros, donde comparten sus conocimientos y reflexiones sobre la industria musical.
Del 11 al 29 de mayo, el ciclo se realiza los días lunes y viernes, a las 5 de la tarde. La segunda fecha, el viernes 15, será el turno de Saphie Wells, especialista en técnicas vocales y el lunes 29, Quequezana dará su opinión sobre las visiones musicales postcuarentena.
Para participar, solo se necesita inscribirse en la dirección https://bit.ly/3fqsW02. (Las clases son grabadas y luego serán subidas a la cuenta oficial de Giramos en Youtube de acceso libre).
“Si el tiempo en cuarentena lo usamos activamente, cuando salgamos, estaremos muy bien parados”, dice.
Pero la propuesta de Giramos también incluirá espacios pagados, para remunerar a los profesionales del sector.
Cajón en francés e inglés 
De esta manera se dictarán talleres musicales, que serán filmadas en alta calidad y que contarán con subtítulos en francés e inglés, para que alumnos de cualquier parte del mundo puedan conocer sobre los ritmos e instrumentos peruanos.
Como punta de lanza el primer taller profesional que se ofrecerá, a partir del 22 de mayo, será “Golpes de Cajón”, a cargo del destacado percusionista Marcos Mosquera (integrante de la banda de fusión electro-afroperuana Novalima).

“Lo que nos movió a empezar con este curso es que el cajón flamenco es más conocido que el cajón peruano”, cuenta Pepita. “No serán solo sesiones profesionales con instrumentos donde aprenderán, de manera progresiva, a tocar ocho ritmos afroperuanos y cinco ritmos criollos. Por un precio cómodo, los interesados también podrán dar un examen y obtener un diploma. Las lecciones están complementadas por partituras y ejemplos musicales que permitirán la comprensión de la cadencia de cada ritmo”.