Se cumplió ya un mes desde el inicio del estado de emergencia y la preocupación de la población sigue enfocada en proveerse de productos de cara a lo que pueda darse en los próximos meses.

Un último estudio realizado por GfK sobre población conectada (con acceso a Internet): Covid-19: percepciones, preocupaciones y necesidades del consumidor, muestra que han cambiado sus hábitos de compra y se han inclinado hacia el canal online.

Y en este canal se ha visto el aumento de la compra en ciertas categorías. Así, el 48% ha elevado el gasto en productos de aseo del hogar, lo que va ligado al interés de poder mantener limpio el espacio donde está su familia.

Por el contrario, el 65% disminuyó la compra de productos como tabaco y alcohol, los cuales no son considerados prioritarios en estos momentos, señaló María Claudia Medina, Consumer Insights Lead de GfK.

Asimismo, el 30% de encuestados indica que empezará o aumentará sus compras online en productos de primera necesidad, como alimentos; 28% en productos de farmacia; 26% en productos de tecnología y 23% en ropa y calzado.

La ejecutiva refirió que esta tendencia parte de los cambios por los que estamos atravesando y ponen al canal online como una alternativa.

“Si bien los últimos sectores podrían no ser considerados prioritarios, hay interés por productos de cómputo o impresoras que el público identifica es momento de tener en su hogar y que en los próximos meses podría comprar”, dijo.

Oportunidad

Pese a lo señalado, la ejecutiva comentó que ello no quiere decir que todos estén preparados para la mayor compra online. “Vemos una oportunidad para el retail de vender más productos en el online, un canal vinculado a descuentos y promociones, pero que frente a la crisis puede ser visto como un espacio seguro ante el virus y menos riesgoso para quien compra”, comentó.

Que esto se concrete, dijo, dependerá de que las marcas de retail tomen medidas de bioseguridad y que sean comunicadas al cliente, que se tenga establecido tiempos de entrega o reparto de compra online, y tener especificaciones de los productos.

“Esto último es importante, porque hay clientes que se interesan por las promociones y el producto, pero una barrera para completar la compra es la especificación de producto y que tenga información que lo ayude a concretar la compra”, precisó la ejecutiva.

– Preocupación a futuro –

El estado de emergencia se levantaría el próximo 27 de abril. Y para el 37% de la población conectada a partir de mayo podrá volver a su vida cotidiana. En tanto, un 21% lo haría en menos de dos semanas, y un 4% consideró que su vida no se modificó.

Si hablamos del aspecto económico, la preocupación del consumidor conectado está centrada tanto en la economía del país como en la familiar, por lo que un 54% de los hogares conectados teme que algún miembro del hogar pierda de manera parcial o total su fuente de ingreso económico. Cabe indicar que un 51% confía que su situación económica mejorará en los próximos 12 meses.