Mediante comunicación dirigida a los presidentes de las cortes superiores del país, el titular del Poder Judicial precisó que los jueces designados en los órganos jurisdiccionales que funcionan en el periodo del Estado de Emergencia Nacional, solo atenderán casos graves y urgentes. Asimismo, señaló que dichos magistrados solo asistirán a sus despachos cuando sean requeridos para atender los mencionados casos.

El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, precisó que los jueces designados en los órganos jurisdiccionales que funcionan en el periodo del Estado de Emergencia Nacional, solo atenderán casos graves y urgentes.

Así lo señaló en un oficio circular que remitió a todos los presidentes de las cortes superiores del país. Igualmente, señaló que los magistrados designados en los juzgados y salas de emergencia asistirán a sus despachos cuando sean requeridos para atender los mencionados casos.

Lecaros Cornejo también dispuso que los presidentes de las cortes superiores brinden al personal designado las facilidades de acceso al centro laboral, y emitan las disposiciones complementarias que requieran para el mejor cumplimiento de sus funciones.

Cabe señalar que mediante la Resolución Administrativa N° 115-2020-CE-PJ, los juzgados penales conocerán procesos con detenidos, libertades, requisitorias, habeas corpus, y otros de atención urgente, sin perjuicio de emitir sentencias en procesos con reos en cárcel, con plazos de prisión preventiva improrrogable.

Asimismo, los juzgados no penales atenderán asuntos de violencia familiar, medidas cautelares, admisión y medidas cautelares en procesos de amparo, consignación y endosos en alimentos, y otros asuntos urgentes.

Por su parte, las salas mixtas que funcionan en este lapso resolverán las apelaciones de los casos señalados anteriormente.

En la Corte Suprema de Justicia, donde funcionan la Sala Penal Transitoria, la Sala Penal Especial y el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, atenderá solamente asuntos con requisitoriados y detenidos, así como la adopción de otras medidas urgentes.