Con la suspensión de las actividades académicas en todos los colegios públicos y privados del país por la cuarentena impuesta para evitar la propagación del coronavirus, los padres tienen a sus hijos, que asisten a los niveles de inicial, primaria y secundaria, todo el día en casa sin ir a “estudiar y pierden muchas horas de clase”.

A lo anterior se añade la tradicional idea de que los estudiantes solo aprenden en el aula y con el acompañamiento de un profesor, tal como pudo haber sido la experiencia educativa de los progenitores en distintos momentos de su vida. Sin embargo, ante esta situación de crisis que afecta a toda la sociedad peruana y en particular al sistema educativo, se abre también una valiosa oportunidad para impulsar, desarrollar y fortalecer la educación a distancia y/o la educación online en todos los niveles educativos.

aula abierta. En muchos países desarrollados, como Francia, España, Canadá y Estados Unidos, se han aplicado desde mediados del siglo XX mecanismos alternativos a la educación que se brinda en las aulas utilizando tanto la radio como la televisión, pero con la llegada de internet se ha abierto un ilimitado abanico de posibilidades para continuar aprendiendo.

En ese sentido y en base a la experiencia desarrollada en el Perú, Arlette Fernández, jefa del proyecto Aula Digital en Hospitales y Entornos Inclusivos de Fundación Telefónica, nos dice que tenemos que cambiar la forma en que vemos a la escuela. Tenemos que pensar en un aula abierta, como una comunidad para estudiantes, maestros y padres de familia para continuar aprendiendo y no dejar la escolaridad de los niños en todos los niveles y todas la modalidades. “En esta nueva forma de ver la educación, el uso de las tecnologías son una oportunidad de hacer las cosas y conectar de manera diferente. La experiencia desarrollada con la plataforma Educared es una evidencia de lo útil que es para maestros, estudiantes y padres”, precisa.

También sostiene que la educación a distancia es una gran alternativa no solo por ser un espacio en la nube donde todos se pueden conectar (vía celular, laptop, tablet o PC), sino porque también pone a disposición recursos interactivos para compartir información en tiempo real, contenidos, experiencias y juegos educativos de todo el mundo. Esto permite que se amplie la forma de trabajar la educación diferente a la manera tradicional.

nueva labor docente. En este contexto donde predominan las tecnologías de la información y comunicación (TIC), el docente tiene que cumplir una nueva labor al orientar al estudiante a utilizar aplicaciones educativas o crear desde la escuela plataformas que permitan acompañar y guiar al logro de los aprendizajes de acuerdo con el nivel en que se encuentra el niño o adolescente.

La profesora y directora de la Institución Educativa N° 6069, Luisa Rebaza, señaló que es el momento de desarrollar entre los estudiantes la Competencia 29 (Gestiona su aprendizaje de manera autónoma), pero regulado por la familia al organizar los horarios en casa.

“Las orientaciones, pautas y recursos pueden ser dados por los docentes vía medios y estrategias que se han generado o vinculado con la familia. La estrecha comunicación entre docente-estudiante permitirá que el alumno reconozca cómo esta aprendiendo y para qué esta aprendiendo”, explicó Rebaza.

aprendo en casa. En relación a cómo evitar la pérdida de clases, el ministro de Educación, Martín Benavides, anunció el lanzamiento de la estrategia “Aprendo en casa”, que busca aprovechar esta coyuntura difícil y verla como una oportunidad para poder repensar la forma en que nos hemos venido educando y cómo educamos, así como brindar herramientas de aprendizaje a nuestros niños, niñas y adolescentes.

Benavides también explicó que esta estrategia de educación a distancia combinará la difusión de contenidos por medios digitales, televisión y radio para tener una mayor cobertura y tendrá carácter inclusivo, ya que también se desarrollará en 10 lenguas originarias y lenguaje de señas.