El ministro de Salud, Víctor Zamora, aseguró que el primer lote de pruebas rápidas para detectar el coronavirus (COVID-19) se aplicará, en primer lugar, en el personal de salud porque es el que está en constante contacto con personas enfermas y potenciales pacientes que padecen este virus que, a la fecha, se ha confirmado en unos 395 casos a nivel nacional, con 5 fallecidos hasta ahora.

“Nosotros estamos comprando 1,4 millones de pruebas rápidas. Vamos a recibir 300 mil este fin de semana directamente desde Shanghai y las vamos a usar, un primer grupo, en nuestros profesionales de salud. Todos ellos están contantemente en contacto y quieren saber si tienen o no la enfermedad (coronavirus) y la vamos a hacer primero a ellos porque queremos cuidar a nuestros cuidadores”, aseguró en declaraciones a TV Perú.

Víctor Zamora reconoció que hay críticas de parte de algunos especialistas porque estas pruebas rápidas que serán adquiridas masivamente las próximas semanas no tiene la misma precisión que los análisis moleculares que se han ido aplicando en el Perú hasta ahora, pero señaló que el uso de estas pruebas rápidas permitirá seguir la ruta del coronavirus y confinarlo a tiempo.

“Hemos recibido algunas críticas de algunos profesionales que respeto muchísimo, pero estas van a permitir extender la capacidad de diagnóstico. No son tan precisas pero ayudan a identificar la ruta del virus y poder contenerlo donde se encuentre. Esto es lo que ha hecho Corea del Sur y lo vamos a adaptar a nuestra realidad”, aseguró.

Según estimó el titular del Minsa, esperan adaptar el sistema actual que les permite procesar unas 500 pruebas diarias para que se puedan analizar 2.500 al día y, en una segunda etapa, unas 5.000.

La ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, confirmó este lunes que el primer lote de 330 mil pruebas rápidas para detectar coronavirus llegarán este viernes 27 de marzo. En total, se adquirirán 1,4 millones hasta el 30 de abril.

Mascarillas podrán armarse en casa

Víctor Zamora señaló que el uso de mascarillas debe considerarse como obligatorio en casos específicos, como en el personal de salud, en personas enfermas y para quienes estén trasladándose en transporte público y no puedan acatar el distanciamiento mínimo de un metro de distancia.

“La mascarilla de casa puede ser de tela pero tiene ciertas especificaciones. Hoy vamos a sacar la norma de mascarillas para que pueda ser producida. No es cualquier tela ni cualquier tamaño. Lo vamos a colgar para todos los industriales y microindustriales y para que las amas de casa que saben coser lo hagan apropiadamente. Es para la casa, no se crea que es para todos los profesionales de salud”, manifestó el ministro.