El jueves, las bolsas de valores se desplomaron por las mismas razones que en la crisis financiera del 2008: la probabilidad de una caída en la actividad mundial o recesión. Esta vez, impulsada por la pandemia del coronavirus. Según los economistas, la crisis del coronavirus o es comparable con la financiera por la reacción de los mercados, pero su impacto sobre la economía es distinto que el de la crisis financiera.

Así, explican a Día1 las diferencias del coronavirus o Covid-19 con el episodio del 2008 y sus implicancias sobre la economía peruana.

1. ¿En qué se diferencia la crisis del 2008 con la del coronavirus?

A decir de Hugo Perea, economista jefe para Perú del BBVA Research, el coronavirus es un evento que repercute tanto en la demanda como a la producción global; mientras que la crisis financiera afectó sobre todo a la demanda.

Así, el coronavirus ha afectado la producción en el ámbito mundial, porque las medidas dispuestas en diversos países para contener el contagio han restringido la movilidad de las personas, bienes e insumos, que han originado el cierre temporal de fábricas, así como la cancelación de espectáculos y torneos deportivos.

También, el coronavirus ha deteriorado a la demanda por el aislamiento preventivo así como por los cambios en los patrones de consumo de la población.

Las personas han empezado a desistir de lugares públicos de concurrencia masiva, están cancelando pasajes aéreos y paquetes turísticos y postergando consumos por la preocupación e incertidumbre que genera la pandemia.

La gente va a entrar en cuarentena y no va a poder reunirse, no va a poder salir, no irá a trabajar, eso significa que habrá menos consumo de transporte y ciertos servicios, así como menos demanda por bienes duraderos. Lo único que se demandará son los bienes esenciales”, explica Alfredo Thorne, ex ministro de Economía.

2. ¿Cuáles son los canales de transmisión del coronavirus?

Las economías al ser cada vez más integradas por el lado financiero y comercial, el impacto negativo del coronavirus se transmite por estos canales.

Carlos Parodi, profesor principal del Departamento Académico de Economía de la Universidad del Pacífico, afirma que, por el lado financiero, las preocupaciones sobre el crecimiento económico global han generado presiones en el mercado cambiario, jornadas negras en las bolsas y caída en el precio de los bonos.

Los gobiernos están tomando medidas extremas, en algunos casos, que generan incertidumbre y ansiedad en los inversionistas, que los lleva a disminuir su exposición al riesgo vendiendo activos de países emergentes”, menciona Perea.

Durante la semana, el presidente Vizcarra dispuso la postergación de clases en colegios y centros de educación superior, la prohibición de espectáculos que concentren a más de 300 asistentes y la suspensión de vuelos procedentes de Europa y Asia, a fin de controlar el contagio del coronavirus.

Los economistas, Luis Eduardo Falen, jefe de macroeconomía del área de Estrategia y Análisis de Intéligo, Mario Guerrero, subgerente de economía monetaria del área de Estudios Económicos de Scotiabank, y Thorne están de acuerdo con la mayoría de las medidas.

Sin embargo, afirman que esto podría afectar la confianza del consumidor y con ello el gasto de las familias. Por ello, tanto Perea y Thorne recomiendan que el gobierno brinden una comunicación adecuada para evitar las sobrerreacciones.

Es ridículo que no estemos estoqueando de papel higiénico y alcohol gel. Lo que el gobierno debería salir a decir es que no hay escases de ningún tipo […]. Lo más peligroso es que el pánico se apodere de la población y sienta que nadie los está protegiendo”, subraya Thorne.

Por el lado comercial, la menor actividad en los países afectados por el coronavirus como China, ha generado una menor demanda en las materias primas, lo que se ha reflejado en la reducción de precios de nuestros principales productos de exportación como el cobre y los envíos de estos.

Parodi precisa que otro canal de transmisión de la crisis del coronavirus se refleja en los menores ingresos del turismo.

3. ¿Qué tan efectivas son las políticas económicas?

Aunque la economía peruana se mantiene sólida, tanto el espacio monetario como fiscal era mayor en el 2008.

En el frente monetario, el Banco Central de Reserva (BCR), ha venido inyectando liquidez así como ha interviniendo en el mercado cambiario, en forma indirecta.

Por su parte, el Ministerio de Economía (MEF) ha prorrogado el pago del Impuesto a la Renta a las personas y a las mipymes y ha planteado la reprogramación de deudas en el sistema financiero.

Para los economistas, medidas expansivas para fomentar el consumo –como las que se dieron en la crisis financiera–, como la reducción de impuestos a las personas o la disminución de la tasa clave del BCR para abaratar el crédito, podrían no ser efectivas, debido a la cautela de las personas.

Así, proponen políticas que promuevan el gasto directo, en proyectos de infraestructura o en gasto corriente y un mensaje de tranquilidad a la población.