El expresidente Ollanta Humala reconoció que José Paredes, hermano del ex ministro de Transportes y Comunicaciones Carlos Paredes, lo visitó en Palacio de Gobierno “muchas veces”, inclusive a altas horas de la noche. Sin embargo, sostuvo que ello no es un “acto criminal”.

En RPP, Humala Tasso señaló que el testimonio brindado por Lola Consuelo Amelia Castro Rodríguez, asistente del despacho presidencial entre el 2011 y el 2016, solo corrobora la relación amical con José Paredes, quien fue su compañero de promoción en la Escuela Militar de Chorrillos.

El último domingo, El Comercio reveló hallazgos en la investigación sobre el ‘club de la construcción’, que dan cuenta de conocimiento y beneficio económico que habrían recibido Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia.

“No podemos criminalizar una reunión social. Yo no he negado que haya ido. Muchas veces, inclusive con él y con otros compañeros de promoción, también hemos estado allí. No es el único que ha ido a Palacio. Mi secretaria, Lola Castro, no está corroborando el acto criminal, sino la relación amical que tenía. Eso no es un acto criminal, no confundamos las cosas”, expresó.

“En los registros figuran la llegada de José Paredes, como la de otros amigos, familiares. Mucha gente ha venido a Palacio y está registrado todo, pero de allí a decir que porque eran las 11 de la noche y era una hora vedada, por favor, ni en un toque de queda. Su situación me duele porque es bien complicada, está preso”, añadió.

No obstante, Humala Tasso consideró que si se demuestra que José Paredes es un colaborador eficaz, se sentiría “traicionado” y también habría una “grave deslealtad” con el Estado, pues en ese escenario “está admitiendo un delito y es capaz de decir cualquier cosa por su libertad”.

“He conocido a su familia [de José Paredes], conozco a sus hermanos, no tenía la menor idea de que este señor podía estar metiéndose en estas cosas. Si es colaborador eficaz y ha reconocido su delito, tiene que ser hombrecito y asumir su responsabilidad. Si no fuera el caso, lamento mucho la situación que está viviendo, es penosa. La promoción del Ejército ha tomado contacto con él para visitarlo, pero no ha querido recibir visitas. No lo he visto desde el 2014”, aseveró.

Sobre la presunta recepción de maletines con un total de entre U$S16 y US$18 millones de parte del ‘club de la construcción’, Ollanta Humala dijo: “No he recibido ni maletines, ni mochilas, ni globos ni nada. Lo rechazo. No solo lo niego, estoy indignado por semejante basura que están poniendo para manchar un honor sin corroborar nada”.

El exmandatario también refirió que el testimonio del colaborador eficaz N° 09-2019 “mancha honras y genera incertidumbre”, pero remarcó que más “parece un manotazo de ahogado”, pues -según su versión, el ‘club de la construcción’ dejó de operar durante su gobierno.

“A partir del 2014, el ‘club de la construcción’ dejó de operar en el Perú. Nosotros no le tenemos miedo a la verdad. ¿Por qué un presidente de la República tendría que participar? […] Es morbo. El colaborador no tiene con qué otra cosa impactar al fiscal. Nuestro patrimonio está claro, habría que ver el patrimonio de esta gente”, subrayó.

Cabe recordar que en mayo del 2019, el Poder Judicial dictó una orden de prisión preventiva por 18 meses contra José Paredes, en el marco de la investigación fiscal contra el ‘club de la construcción’.

En enero del 2019, El Comercio reveló las declaraciones de dos colaboradores eficaces de la fiscalía en la investigación del ‘club de la construcción’. Según estos, como titular del MTC, Carlos Paredes habría permitido que el ‘club’ operara impunemente en el gobierno de Humala a cambio de sobornos.

El ‘club de la construcción’ era una presunta “cartelización empresarial” de al menos 18 constructoras que, según la fiscalía, en lugar de competir entre sí, se coludían para repartirse los proyectos que Provías Nacional, unidad ejecutora del MTC.

De acuerdo con los colaboradores eficaces, el intermediario para llegar al entonces ministro Carlos Paredes era su hermano José. Según los testimonios, este recibió sobornos por US$17 millones del ‘club’ en el tiempo en que su hermano era titular del MTC.

Asimismo, según estas versiones, José Paredes y Ollanta Humala se reunieron en Palacio de Gobierno en el 2011. En este encuentro, Paredes le comunicó al entonces jefe de Estado que las empresas del ‘club’ estaban dispuestas a pagar el 3% de cada obra ganada como soborno a cambio de poder repartirse los proyectos. De este porcentaje, 2% correspondería a Humala Tasso y el saldo sería una comisión para los hermanos Paredes.