Los salarios en el sector público tuvieron un crecimiento de 37.3% entre el 2015 y el 2019, nivel seis veces superior al incremento del gasto realizado por el Estado en inversión pública, que en el mismo periodo apenas creció 6.4%, según la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

Instituto de Estudios Económicos y Sociales de la SNI detalló que el aumento de los salarios en la administración pública se ha presentado en todos los niveles de Gobierno.

En los gobiernos regionales las remuneraciones se incrementaron en 56.7% en el último quinquenio; en el gobierno nacional fue de 27.6%; y en las municipalidades el crecimiento salarial fue de 15.3%.

A esta situación se le añade la alta rotación de funcionarios de primer nivel en los diversos ministerios y entidades gubernamentales; el retraso de algunos proyectos de inversión vinculados a posibles casos de corrupción; así como las complicaciones administrativas existentes para ejecutar obras públicas.

Por ello, se requiere una mejora sustancial que permita fortalecer la gestión de proyectos en la mayoría de entidades del sector público.

-Inversión pública-La SNI indicó que para impulsar la inversión pública es necesario hacer una reforma integral del Estado basada en tres ejes fundamentales. Primero, contar con una carrera pública en la que prime la meritocracia; segundo, aumentar la productividad del funcionario público; y tercero, promover la competencia entre las instituciones estatales, para así incentivar un mejor desempeño.

El presidente del gremio, Ricardo Márquez Flores, explicó que para elevar la productividad del servidor público es imprescindible agilizar la reforma del servicio civil, centrándose en las entidades de menor ejecución presupuestal del gasto de inversión y con mayores brechas sociales y de infraestructura; promoviendo a profesionales con experiencia en el aparato público y capacitando adecuadamente a los funcionarios responsables de las decisiones de inversión.

Agregó que también es posible elevar la productividad en el funcionamiento del Estado reduciendo el número de procedimientos administrativos y mejorar los ya existentes (eliminando los requisitos innecesarios), comenzando por aquellos procedimientos en sectores donde se evidencia menor ejecución del gasto público.

Con respecto a la competencia entre instituciones estatales, Márquez afirmó que es fundamental que se fije un esquema de incentivos para que puedan competir por más presupuesto y, además, debe hacerse públicos los indicadores de desempeño de aquellas, mediante la emisión periódica de un ranking que precise los avances en ejecución de gasto de inversión y la calidad del gasto en cada entidad estatal.

“Estas propuestas deben formar parte de una reforma integral del funcionamiento del Estado, que permitan mejorar la gestión de presupuesto público, incrementar tanto la calidad como la cantidad de la inversión pública para proveer servicios públicos adecuados; ya que representan una tarea impostergable para cerrar las brechas sociales y de competitividad en el Perú”, declaró el líder industrial.

Añadió que es indispensable relanzar la Autoridad del Servicio Servir a fin de que los funcionarios ya seleccionados por esta entidad se conviertan en gestores en las instancias de gobierno nacional, regional y local.

En esa línea, el presidente de la SNI dijo que el Plan Nacional de Infraestructura aprobado hace algunos meses es un avance y se encuentra en el camino correcto; por ello, se debe asegurar su implementación. Aunque -precisó-, es insuficiente para los retos que tiene la administración pública.

“Se requiere una permanente y creciente inversión pública, que debe estar dirigida a cubrir las brechas de infraestructura pública que tenemos y a la vez mantener la infraestructura ya existente”, subrayó.