Los colegios privados crearán este año la primera central de riesgo de padres morosos, con el objetivo de reducir el nivel de impagos, informó la Asociación de Colegios Privados de Lima (Acopril).

El nivel de morosidad ha venido incrementándose desde el 2002, cuando se emitió la Ley de Protección de la Economía Familiar, pues esta norma posibilita que los padres de familia dejen de pagar las pensiones mensuales durante todo un año, sin recibir una sanción disuasiva, indicó a Gestión.pe Edgardo Palomino, presidente de Acopril.

Incluso hay casos en que los padres a fin de año retiran a sus hijos del colegio sin pagar la deuda y luego matriculan a sus hijos en otro colegio, refirió.

La central de riesgo permitirá conocer quiénes son los padres morosos, de manera que los colegios puedan evitar acceder a matricular a sus hijos.

“Ya en el actual proceso de matrícula se les está informando a los padres de familia que en caso caigan en morosidad se les estará reportando a nuestra central de riesgo que crearemos”, señaló el presidente de Acopril, una asociación que reúne a alrededor de 800 colegios.

Agregó que si bien en primera instancia la central de morosos la están elaborando los miembros de Acopril, esperan que los colegios de otras asociaciones a nivel nacional también se incorporen a la base de datos.

En ello coincidió Juan Carlos Villafuerte, directivo de la Asociación Nacional de Promotores de Instituciones Educativas Privadas (Anpiep), la cual agrupa a otros 300 colegios.

“Antes del 2002 teníamos un 5% a 7% de morosidad en los pagos mensuales, por situaciones coyunturales que pueden tener los padres, como la pérdida del empleo. Pero ahora el nivel de morosidad ha subido hasta el 55%”, indicó el directivo de Anpiep.

Los padres de familia estarían priorizando otros pagos en lugar de estar al día con las pensiones, sostuvo Villafuerte.

Sobre los casos en que los padres a fin de año retiran a sus hijos del colegio sin pagar la deuda, este nivel de impago varía entre 2% a 3%, pero en los colegios más pequeños esta pérdida irrecuperable puede llegar al 10%, anotó Villafuerte.

Agregó que algunos colegios han reportado a los padres morosos a Infocorp, pero no todas las instituciones lo hacen debido al costo que ello demanda, por ello ahora promueven el proyecto de que los colegios tengan su propia central de riesgo con esta información.

No obstante, Villafuerte refiere que también existe el temor de que el Estado pueda prohibir la creación de esta central de riesgo de padres morosos.

“Quizá viene la Ugel y nos dice que no hagamos la base de datos, pues genera discriminación. Pero esta es una herramienta para proteger los ingresos de los colegios y poder mantener la calidad del servicio”, subrayó.

Recordó que esta iniciativa se está impulsando luego de que el año pasado quedara truncado en el Congreso un proyecto de ley que buscaba proteger a los colegios de los padres morosos, disponiendo que en caso de impago por tres meses los alumnos sean trasladados a un colegio estatal.

“Esa medida era disuasoria, pues actualmente la morosidad es alta porque el padre sabe que no hay sanción y prioriza otros gastos. En cambio, de aplicarse esa medida, el nivel de morosidad bajaría solo a casos muy puntuales donde los colegios podrían dar facilidades de pago”, indicó.

Agregó que si bien la educación es un derecho fundamental, existen otros servicios básicos como el agua o la energía eléctrica “donde si uno deja de pagar dos meses, te lo cortan. Pero en cambio nosotros debemos mantener el servicio todo el año”, criticó.

Alta morosidad en colegios incidió en alza de pensiones

Según datos del INEI, las pensiones en los colegios particulares acumulan un incremento de 33.9% en los últimos cinco años, duplicando el nivel de inflación.

Los incrementos fueron de 6.4% (2015), 8% (2016), 6.9% (2017), 7.2% (2018) y 5.4% (2019). Y para este año se espera un alza de las pensiones de 4.8% en promedio (Gestión 10.02.2020).

¿A qué se debe esta tendencia? Al respecto, representantes de las entidades educativas indicaron que uno de los principales factores que inciden en el alza de las pensiones es la alta morosidad de pago de los padres de familia.

Para compensar esta pérdida los colegios se ven obligados a incrementar las pensiones, indicó Edgardo Palomino, presidente de Acopril.

“La institución, para sobrevivir, debe compensar esta perdida en el siguiente año, cargándolo en la pensión, afectando lamentablemente a los padres que sí pagan”, anotó.

“Hemos pedido al Ministerio de Educación solucionar este problema que incentiva la cultura del perro muerto, pero en el último decreto que emitió no se ataca este problema”, agregó Palomino.

Los representantes de los colegios privados refieren que un segundo factor que impulsa el incremento de las pensiones es el mayor gasto por el incremento de las remuneraciones de los profesores, debido a la fuerte competencia que están teniendo con los colegios estatales.

“Los maestros se están yendo al Estado por las mejores condiciones económicas, ante el masivo incremento del salario en el Estado en los últimos años”, señaló Villafuerte, de Anpiep.

Agregó que a ello se suma un tercer factor: el proceso de formalización de algunos colegios pequeños al incorporar a sus trabajadores en planilla, lo cual incrementa el costo laboral.

Aviso de incrementos

Por su parte el presidente de Aspec, Crisólogo Cáceres, refirió que debido al libre mercado los colegios están en la libertad de definir el nivel de incremento de sus pensiones, pero estos deben informarse con anticipación, en el año anterior, para que los padres evalúen si mantienen o no a sus hijos en un colegio determinado.

“Hemos recibido quejas de algunos padres pues reciben la información en diciembre o durante la matrícula, dejándoles con poca chance de matricular a sus hijos en otro lugar”, subrayó.