El jueves 30 de enero, la fiscal Milagros Salazar, integrante del equipo especial Lava Jato, solicitó 36 meses de prisión preventiva para el exalcalde de Lima Luis Castañeda en el proceso que se le sigue por los aportes que presuntamente habría recibido de la empresas brasileña Odebrecht para su campaña a la alcaldía.

Para que se declare fundado tal pedido se deben cumplir tres requisitos: que existan graves elementos de convicción de la comisión del delito, que haya peligro procesal y que la sanción prevista sea mayor de cuatro años.

De acuerdo con la prognosis de la pena estimada por la fiscalía, a Luis Castañeda le correspondería una pena privativa de la libertad de 16 años y 8 meses por el presunto delito de lavado de activos, 12 años por colusión, y 12 años y 8 meses por asociación ilícita.

En su pedido, la fiscal Salazar señala que “en cualquiera de los supuestos, la pena superaría ampliamente el quantum de los 4 años exigidos por la norma”, por lo que la medida estaría justificada.