El presidente de Servir, Juan José Martínez, indicó que alrededor de 13% de las entidades del Estado han incrementado los ingresos de sus trabajadores mediante negociación colectiva pese a que esto no está permitido. Comentó, además, que se ha violado la ley y se han dado incrementos salariales a los trabajadores de confianza, algo expresamente prohibido.

Por situaciones como esta, alegó que entidades como la Municipalidad de Chiclayo se encuentra en quiebra, por lo que es necesario que las reestructuraciones salariales se rijan por límites establecidos por el MEF.

“El MEF elaborará un informe que alcanzará a todas las entidades del Estado”, preciso la ministra de Economía, María Antonieta Alva.

Asimismo, Martínez indicó que se va a renegociar los acuerdos salariales existentes al momento para adecuarse al informe económico del MEF. “Se van a suspender los efectos de los arbitrajes ya realizados”, precisó “Para adecuarnos a las necesidades económicas del Estado”. Es decir, los acuerdos salariales ya instaurados serán suspendidos para adecuarse a la nueva política económica del Estado.

“Esto no es como en el sector privado que le exiges más dinero a tu empleador. Esto afecta a todos los ciudadanos”. De acuerdo a Martínez, los trabajadores estatales deberían considerar que ahora tienen una vía legitima para negociar sus sueldos, y que ahora no tendrán que hacerlo mediante huelgas o arbitrajes.

“Ahora con los informes del MEF y la solicitud de que los trabajadores cumplan con indicios de productividad podrá haber una verdadera negociación”, agregó Martínez, comentando que anteriormente se sujetaban a lo dispuesto por los tribunales arbitrales sin realmente poder negociar con los trabajadores.