Phil Collins ha vuelto a recordar la infame y desastrosa actuación de Led Zeppelin en el Live Aid en 1985 con él sentado a la batería, diciendo que se sintió como «una pieza de repuesto» de John Bonham.

Collins y Tony Thompson de Chic tocaron la batería, y Paul Martinez el bajo, en aquella noche para olvidar, acompañando a los miembros supervivientes de la banda, Robert Plant, Jimmy Page y John Paul Jones.

En declaraciones a Classic Rock Magazine, Collins ha hecho mención a una letanía de problemas que afectaron a aquella actuación. En particular, la falta de ensayo, los problemas con el equipo de sonido y, para más INRI, que Plant casi perdió la voz.

En realidad el baterista elegido en primer término era Thompson, pero a Plant se le ocurrió invitar como segundo batería a Collins, que tocaba en sus álbumes en solitario.

Entre los gallos de un Plant afónico, el cuelgue de alcohol y heroína de Page y el despiste de Collins, todos juntos protagonizaron uno de los conciertos más horrososos que una gran banda haya dado en la historia. En especial, «Whole Lotta Love».

Collins llegó a decir en alguna ocasión que le dieron ganas de dejar de tocar durante la actuación, pero que de llegar a hacerlo se hubiera hablado de ello en los siguientes 30 años.

Collins no ensayó nada antes de tocar, su única preparación fue escuchar las canciones de la banda durante el vuelo, tal y como ha recordado el ex cantante y baterista de Genesis:

«No ensayé cuando llegué allí, pero escuché «Stairway to Heaven» en el Concorde. Llegué y fui a las caravanas, y Robert dijo: «Jimmy Page es beligerante contigo».

Cuando Collins se reunión con los ex Zeppelin, fue interrogado por Page sobre cómo tocar «Stairway to Heaven». Collins ha explicado que el legendario guitarrista no estaba nada impresionado.

«Más o menos… [imita una parte de batería «Escalera al cielo»], y Page dijo: «¡No, no es así! ¡No es así!». Así que hablé con el co-baterista Tony Thompson, porque he tocado mucho como dos bateristas y puede ser un choque de trenes, y le dije:           ‘Quedémonos fuera de la manera de tocar del otro y toquemos sencillo».

«Robert Plant no encajaba bien. Y si hubiera podido marcharme, lo habría hecho, porque no me necesitaban y me sentía como una pieza de repuesto».

Y no sólo eso, en la entrevista Phil Collins también ha hablado sobre cómo «no quería el trabajo de asumir el cargo de líder de Genesis» una vez se marchó del grupo Peter Gabriel, afirmando abiertamente que hubiera preferido permanecer detrás de la batería.

“Quería seguir siendo el baterista. Teníamos gente todos los lunes audicionando, cinco o seis personas, y les enseñaba lo que tenían que hacer. Estábamos escribiendo «A Trick of the Tail» y les enseñaba algunas viejas canciones, «Firth of Fifth» o lo que sea, y terminé sonando mejor que nadie».

“Y Genesis era una especie de familia. ‘¿Queremos a esta persona en nuestra familia? ¿Encajará con la forma en que hacemos las cosas?’. De todos modos, no encontramos a nadie y terminamos conmigo al frente».


Fuente: https://www.plasticosydecibelios.com/phil-collins-un-bonham-de-respuesto-en-el-espantoso-live-aid-de-led-zeppelin/