En Bad Boys para siempre, los años han pasado, pero la amistad entre los intrépidos Marcus Burnett y Mike Lowrey se mantiene más fuerte que nunca. Los dos detectives se ven envueltos en una misión en la que, como siempre, utilizan métodos que no son del todo aprobados por sus superiores, pero que tienen como finalidad el detener a los villanos que buscan hacer un caos en Miami. Las cosas se complican cuando las marcadas diferencias entre sus personalidades provocan fricciones entre ellos. Con Jerry Bruckheimer como productor y Anthony Tambakis encargado del guión, esta tercera parte de la saga es protagonizada nuevamente por Will Smith y Martin Lawrence.