La empresa estatal Petroperú informó que la Fiscalía constató el atentado con explosivos en el Km 323 del Oleoducto Norperuano (ONP), lo que consideró se constituye como un punto de inflexión en materia de la seguridad en esta infraestructura.

A través de un comunicado, la compañía indicó que el viernes 17 de enero, a las 14:10 horas, el Fiscal Adjunto Provincial de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Dátem del Marañón, José Manuel Tejada Mendocilla, acompañado por personal policial de la Comisaría Rural de San Lorenzo y de la Unidad de Servicios Especiales de Amazonas, se apersonaron al Km 323 del Tramo II del Oleoducto Norperuano (ONP), donde el día anterior se reportó una detonación.

Según detalló, el atentado con explosivos ocurrió en una zona boscosa e inhóspita, cercana a la comunidad de Santa Rosa, distrito de Manseriche, provincia Dátem del Marañón, región Loreto.

“El acta fiscal determinó quemaduras en la vegetación ubicada a dos metros del ONP; de igual forma, constató la abolladura de la tubería y posible quemadura en el recubrimiento de polietileno del ducto, considerado un activo crítico nacional”, indica el documento.

Agrega que las autoridades de la comunidad de Santa Rosa emitieron un pronunciamiento en el califican el hecho como un acto delincuencial cometido por facinerosos y anuncian la adopción de varias medidas de seguridad para controlar el ingreso de foráneos a su territorio.

“Este repudiable atentado pone de manifiesto la necesidad de reforzar la seguridad del ONP, coordinar acciones entre las diferentes instituciones del Estado –incluyendo a las fuerzas del orden, el ministerio público y las diferentes instancias gubernamentales–, la sociedad civil y la industria petrolera. Debemos juntos desplegar todos los esfuerzos por encontrar y sancionar a los responsables de estos delitos que ponen en grave riesgo no solo al entorno sino también a la salud y vida de las personas, además de producir cuantiosas pérdidas para el país”, precisó Petroperú.