El director ejecutivo de Proética, Walter Albán, consideró que es “indispensable” que la Junta Nacional de Justicia (JNJ), que se instaló el lunes, inicie una investigación de oficio al presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, luego de que revelara que este tuvo cuatro comunicaciones con el exjuez supremo César Hinostroza.

Lecaros, en agosto del año pasado, había dicho que podía “garantizar” que no tiene audios con Hinostroza, a quien el Ministerio Público le imputa ser el cabecilla de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”, “porque nunca hablé por teléfono con él”.

Sin embargo, el diario “Perú21” informó que el titular de la Corte Suprema registra cuatro comunicaciones que el destituido magistrado entre enero de 2016 y junio de 2017.

“Sí, creo que indispensable que se haga [una pesquisa de oficio] por la salud del sistema judicial dado que el propósito prioritario de la junta es continuar poniendo atención a todo aquello que pudiera revelar algún comportamiento corrupto. En consecuencia, si algo no se ha terminado de aclarar será importante que la JNJ lo coloque como parte de su tarea inmediata”, refirió Albán en comunicación con El Comercio.

El exministro del Interior también opinó que “deja mucho que desear” que Lecaros no haya dado a conocer estas conversaciones.

“Es peor que haya negado haber tenido estas comunicación y que después una investigación periodística lo desmienta”, subrayó.

Agregó que tanto Lecaros como el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, quien también se comunicó con Hinostroza no participen en la reevaluación del nombramiento del excongresista Marco Tulio Falconí en la JNJ.

Falconí, según informó este Diario, registra 18 comunicaciones con el exjuez supremo entre el 2015 y 2017.

JNJ debe definir criterios de infracción

El secretario general de Transparencia, Iván Lanegra, afirmó que el presidente del Poder Judicial debió brindar información más fidedigna sobre los diálogos que tuvo con Hinostroza.

“Un tema aquí es la transparencia, hay un deber de los funcionarios que ocupan responsabilidad, en este caso en el Poder Judicial y en la Comisión Especial de brindar información más fidedigna, tener una llamada con Hinostroza no implica per se una falta, el problema es la transparencia”, expresó a El Comercio.

Lanegra dijo que la JUN debe establecer criterios sobre cuándo determinadas circunstancias ameritan una investigación, antes de pronunciarse sobre la situación particular de Lecaros.

“Sí creo que es un tema que corresponde que se aclare, es la mejor manera de responder ante una duda sobre la transparencia de sus actos”, acotó.

En declaraciones a “Perú21”, el presidente del Poder Judicial dijo que no recordaba las comunicaciones que tuvo con Hinostroza.

“No recordaba esas llamadas, seguramente me llamaba para saber si estaba en mi oficina”, refirió.

También dijo que seguramente el exjuez supremo lo buscaba para conocer “algún trámite del Consejo Ejecutivo”.