En el 2020 la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN) lanzará un portafolio de terrenos del Estado con potencial para distintas actividades económicas. En diálogo con Gestión.pe, el superintendente Armando Subauste señaló que este portafolio inmobiliario consta de un trabajo previo de identificación del potencial económico de los terrenos del Estado.

“El portafolio inmobiliario contiene a todos aquellos predios a los que ya le hemos encontrado alguna posibilidad de utilidad. Nosotros hacemos un estudio socioeconómico, al que le llamamos potencialidad. Así, transparentamos una serie de terrenos con potencialidades que hemos visto por zonificación y lo ponemos a disposición de las entidades y de privados también”, señaló Subauste en diálogo con Gestión.pe.

Según explicó, estos terrenos pueden ser utilizados tanto para proyectos de vivienda, como para proyectos comerciales, agrícolas o de turismo. Aunque aún no se ha lanzado el portafolio, ya se tienen terrenos en Lima, en zonas como Santa Rosa y Ancón; además de regiones como La Libertad, Ica y Piura, entre otros. A estos terrenos, Subauste los denominó ‘las joyas de la corona’.

“Estos predios, normalmente, son las joyas de la corona. En Inglaterra se exhiben, acá no se exhiben y se guardan para que no se las vayan a robar. Pero al contrario, estas joyas de la corona tienen que exhibirse. Tienen que exhibirse para los traficantes de terreno sepan que yo si tengo ojo sobre ese terreno porque me interesa y por eso le he sacado potencialidad. Si tú te metes, te voy a caer con todo el peso de la ley”, advirtió Subauste.

Una vez publicado este portafolio, la SBN recibirá el interés de los actores privados y tras esto, pondrá los terrenos en subasta. “Esto no quiere decir que el interesado vaya a ganar la subasta, sino que [es necesario que se] muestre interés para yo poder exhibirlo”, aclara.

Proyectos de ley en el Congreso

Por otra parte, la SBN esperará que el nuevo Congreso pueda discutir una iniciativa legislativa presentada por la institución con la finalidad de facilitar su labor en la recuperación de los terrenos del Estado que se encuentran invadidos. Este proyecto fue aprobado en primera votación. Sin embargo, el Congreso fue disuelto y quedó pendiente el refrendo de la iniciativa.

“Esto era la modificación de la ley 30230. Hoy la ley nos permite entrar en un proceso no judicial para recuperar los predios, pero solo sobre aquellos predios que como construcción tienen esteras o maderas. Nosotros no podemos entrar a recuperar si es que hay obra civil de concreto y cemento. La idea era modificar esta norma para poder entrar inclusive en aquellas zonas donde hay construcción de ladrillo y cemento”, explico Subauste.

Además, añadió que otros temas que se buscaban con dicha iniciativa era evitar que los procuradores que trabajan en la recuperación de terrenos sean denunciados constantemente por abuso de autoridad y además, proteger y garantizar un mejor trabajo de la Policía Nacional en el desalojo.

“El invasor, percatándose de ese tema normativo, lo que hace es armar una casa con alguna forma de material noble. La idea es vencer ello, poder ingresar y poder hacer la recuperación del predio inclusive con ese tipo de construcción. Esperaremos a que el siguiente Congreso lo gestione. No creo que lo lleguemos a sacar vía decreto de urgencia”, señaló.

Finalmente Subauste mencionó que la SBN ha avanzado en la digitalización de sus procedimientos internos y hoy ya hay un 75% de procedimientos internos que se realizan de forma digital. Espera que para el 2020 se alcance entre el 92% y 95% de los mismos. “Al cierre del 2019, hemos tenido 15,212 documentos digitales. Esto no significa 15,212 papeles, porque un documento puede tener 7 u 8 papeles. A nosotros nos ayuda muchísimo porque nuestro archivo físico se reduce”, comentó.