El fiscal José Domingo Pérez culminó este miércoles su réplica a los argumentos que expuso la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza.

En su intervención de más de cuatro horas aseguró que el dinero que recibió la lideresa de Fuerza Popular, lo cual estaría acreditado por las declaraciones de Dionisio Romero y Vito Rodríguez, “es exorbitante por el volumen y no fue bancarizado ni registrado ante la ONPE”. Agregó que la información que dio para la fiscalización electoral “ha sido incompleta, falseada y se ha usado fraude”.

En esta audiencia en la que se evalúa el pedido de prisión preventiva contra Keiko Fujimori, Pérez manifestó que la presunta organización criminal que supuestamente lideraría la procesada “tenía que blanquear el dinero que recibía de Odebrecht y la única manera de blanquearlo en el caso de la campaña 2016 era a través de delito menores, a través de falsa declaración, fraude procesal y falsedad genérica”.

El miembro del equipo especial Lava Jato dijo que a pesar del reconocimiento hecho por algunos empresarios de haber aportado millones de dólares a Fuerza Popular, la defensa sigue persistiendo que se financió la campaña electoral con rifas, cena y cocteles. “Hubo un ulterior proceso de lavado de activos para ocultar los millonarios aportes simulando ingresos al partido a través de personas que no efectuaron aporte alguno”, expresó en la audiencia.

José Domingo Pérez indicó al juez Víctor Zúñiga del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional que Keiko Fujimori no dijo la verdad en su declaración del 28 diciembre del 2017. “Ella no señaló que empresarios le entregaban millones de dolares en maletas, en efectivo. Ella dijo que no intervino en las actividades de financiamiento de su campaña pero sus coinvestigados y testigos empresarios han dicho que le entregaban dinero en efectivo por millones”, refirió. Resaltó que “la entrega y recepción de dinero se hizo de manera clandestina”.

El fiscal también manifestó que las declaraciones de Jorge Yoshiyama que él presentó como elemento de convicción para solicitar la prisión preventiva de Keiko Fujimiori han sido corroboradas por los testimonios de otros imputados y testigos. El sobrino de Jaime Yoshiyama ha señalado que la lideresa de Fuerza Popular estaba al tanto de los aportes de Odebrecht y que ella dispuso que se buscara a los falsos aportantes para justificar esos ingresos millonarios.

Finalizada la audiencia, Giulliana Loza comentó a la prensa que el fiscal Pérez fue repetitivo en presentar los elementos de convicción para el pedido de prisión preventiva. Dijo que solo se refirió a la simulación de los supuestos falsos aportantes, pero no exhibió un acto concreto de elementos de corroboración que tenga que ver con lavado de activos.

“Estamos ante un caso repetitivo, es como si toda la exposición del 2018 se haya repetido. Dejemos las especulaciones”, aseveró.

La audiencia continuará este jueves a las 5:30 p.m. Esta vez será el turno de la abogada Loza quien expondrá su dúplica a todo lo señalado por Pérez.

La sesión de este miércoles fue la sexta jornada en la que el juez revisa la solicitud contra la exlegisladora, la cual forma parte del caso de los presuntos aportes ilegales de la empresa Odebrecht y otros a las campañas del 2011 (Fuerza 2011) y 2016 (Fuerza Popular).