El abogado Marco Tulio Falconí, elegido miembro titular de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), aseguró que respeta la posición de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, pero no la comparte. Ávalos votó en contra de asignarle 10% adicional de puntos en la fase de entrevista personal por su condición de licenciado de las Fuerzas Armadas.

“Yo respeto la posición de la señora fiscal de la Nación porque eso es su criterio, pero no lo comparto […] Para que se pueda elegir [a un miembro de la JNJ] se requieren cinco votos conforme, entonces, en este caso la fiscal de la Nación dice: ‘Para mí esa bonificación no le corresponde, no le corresponde porque esta bonificación es solo para puestos de trabajo en la administración pública’”, dijo Falconí este domingo en diálogo con RPP.

“Yo soy muy respetuoso de las posiciones personales de todos. Si la señora fiscal tiene una posición sobre la bonificación en este caso, yo considero que no tiene razón. Es más, los especialistas y los que conocen el derecho militar, todos los que han sido consultados dicen ‘sí le corresponde”, agregó.

La comisión especial encargada de la selección de los miembros de la JNJ emitió ayer un comunicado para defender su decisión, por mayoría de sus integrantes, de haber otorgado una bonificación de 10% de puntos a Marco Falconí en la fase de entrevista personal.

Esa asignación adicional que se le otorgó por su condición de licenciado de las Fuerzas Armadas ha sido cuestionada por supuestamente no corresponderle. La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, integrante de la comisión especial, estuvo en contra del otorgamiento de dicho bono.

Sin ese 10% adicional que le otorgó la comisión durante la evaluación, el puntaje de Marco Falconí bajaría de 81.5 a 78.5 puntos, con lo cual se desplazaría del puesto 5 al 10; es decir, ya no sería titular de la JNJ, sino tercer suplente.

La comisión especial dice en su comunicado que durante la etapa de evaluación curricular el entonces postulante Falconí declaró tener la condición de licenciado de las Fuerza Armadas y para demostrarlo presentó los certificados del Ministerio de Defensa con los que acreditaba instrucción militar, mediante la realización del servicio militar durante dos años entre abril de 1973 y diciembre de 1975 y haber sido dado de baja por casual de tiempo cumplido.

“Para mí, el caso está resuelto”

“El análisis que hace [la comisión] es correcto y ha quedado establecido en el comunicado de la comisión especial. Lo que ha hecho la comisión especial es aplicar la ley y creo que en absoluta justicia”, aseguró Falconí.

En ese sentido, consideró que se trata de un caso resuelto.

“Desde que nosotros entramos al colegio militar, siempre se nos explicó […] ¿quién va a saber más? ¿Los que estudiamos en el colegio militar y fuimos formados en el colegio durante tres años, o una persona que opina desde afuera o que no ha prestado servicio militar? Este es un tema que la comisión ha resuelto correctamente. Para mí este caso está resuelto”, dijo.

Finalmente, Falconí se mostró en desacuerdo ante el pedido de algunas organizaciones de aplazar la juramentación de los miembros de la JNJ, programada para este lunes 6 de enero.

“Cualquier persona dentro del estado de derecho no puede estar de acuerdo […] ¿Por qué andamos mal en el país? Porque no respetamos a las instituciones. Hay una comisión especial que tiene que resolver, nos guste o no, haya salido nuestro candidato, nuestro amigo, tenemos que respetar en este caso la posición de la Comisión Especial”, aseveró.