La fiscal adjunta suprema Bersabeth Revilla presentó una acusación contra los excongresistas Kenji Fujimori, Guillermo Boncangel y Bienvenido Ramírez, a quienes se les imputa una presunta compra de votos para evitar la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) como presidente de la República.

De acuerdo a fuentes de El Comercio, Revilla solicitó 12 años de prisión para Fujimori y Bocángel y 11 años de cárcel para Ramírez.

Según el requerimiento acusatorio, la fiscal imputa a los procesados los delitos de cohecho activo genérico propio y tráfico de influencias agravado. Otro de los acusados es Alexei Toledo Vallejos, exasesor de Kenji Fujimori. Para los cuatro se ha pedido que afronten el proceso con comparecencia restringida, de acuerdo al documento acusatorio.

En junio del 2018, Pablo Sánchez, entonces fiscal de la Nación, formalizó la investigación preparatoria contra Fujimori, Ramírez y Bocángel, entonces congresistas suspendidos, por el caso de los videos grabados por Moisés Mamani, quien era parte de la bancada de Fuerza Popular. En las grabaciones se les escucha cuando buscan convencer a Mamani de no respaldar la vacancia de Kuczynski. A cambio, le ofrecen acceder a obras en el Ejecutivo.

El Ministerio Público también investiga a Kenji Fujimori –y a sus hermanos Sachie y Hiro– por el delito de lavado de activos por el Caso Limasa.

Bienvenido Ramírez, Guillermo Bocángel y Kenji Fujimori en una conferencia que dieron en los Pasos Perdidos del Congreso cuando eran parlamentarios. (Foto: Alonso Chero / GEC)
Bienvenido Ramírez, Guillermo Bocángel y Kenji Fujimori en una conferencia que dieron en los Pasos Perdidos del Congreso cuando eran parlamentarios. (Foto: Alonso Chero / GEC)