Este lunes 9 de diciembre falleció Marie Fredriksson, reconocida por ser la voz principal de Roxette, el dúo sueco que compartía con Per Gessle. La cantante padecía de un tumor en el cerebro desde el 2002.

La noticia fue confirmada por su gerente de prensa Marie Dimberg en un comunicado a la prensa.

“Con gran tristeza tenemos que anunciar que una de nuestros artistas más grandes y queridas se ha ido. Marie Fredriksson murió en la mañana del 9 de diciembre en las suites de su antigua enfermedad”, cita el comunicado.

Quien también se manifestó sobre la lamentable pérdida es Per Gessle, quien le dirigió unas sentidas palabras a su compañera de éxitos musicales.

“El tiempo pasa muy rápido. Parece que hace poco cuando Marie y yo nos sentamos en mi pequeño apartamento en Halmstad y compartimos sueños. ¡Y qué fantástico sueño tenemos para compartir! Gracias Marie, gracias por TODO. Eras una música verdaderamente única, una cantante en un nivel que casi nunca volveremos a experimentar”, dice Gessle.

“Pintaste mis canciones en blanco y negro con los colores más hermosos. Fuiste una amiga maravillosa por más de cuarenta años. Estoy orgulloso, honrado y feliz de haber compartido tanto de tu tiempo, tu talento, tu calidez, generosidad y humor. Todo mi amor por ti y tu familia. Las cosas nunca serán lo mismo”, concluye.

Como se recuerda, Marie Fredriksson dio a conocer la noticia de su estado de salud en setiembre del 2002, cuando contó que todo había comenzado con una pérdida paulatina de la memoria. Olvidaba algunas letras de las canciones y, pronto, presentaría desmayos constantes. Finalmente, le diagnosticaron cáncer cerebral.

Sin embargo, la cantante sueca continuó con sus actividades musicales por mucho tiempo más. De hecho, en el 2012, Roxette visitó Ecuador, Colombia, Argentina, Brasil y Perú como parte de la promoción de su disco “Charm School” (2011).

Roxette fue un dúo sueco de pop liderado por Marie Fredriksson y Per Gessle. Con una carrera de más de 20 años, lograron vender más de 75 millones de discos y ser la primera banda no inglesa en grabar un unplugged para MTV. Entre sus canciones más recordadas, se encuentran “It Must Have Been Love”, “The Look”, “Joyride” y “Listen to your heart”.