Los trabajadores del sector privado ya están en cuenta regresiva para recibir sus gratificaciones por Navidad. Las empresas tienen hasta el 15 de diciembre para abonar este beneficio en las cuentas sueldo de sus empleados.

Son más de 3.2 millones los trabajadores dependientes con cuentas de haberes en la banca.

Este mes, los empleados recibirán en sus cuentas sueldo al menos S/ 6,000 millones por las fiestas de fin de año, monto similar o algo mayor al reportado en diciembre del 2018 –según datos compilados por la Asociación de Bancos (Asbanc)–, estimaron ejecutivos del sistema financiero.

Asimismo, coincidieron en proyectar que esta vez habrá mayor propensión a gastar ese dinero extra. Así, estimaron que las familias destinarán cerca del 70% de estos recursos, es decir, unos S/ 4,000 millones, al gasto (consumo y pago de deudas).

Compras

“Las gratificaciones finalmente se usan para hacer pagos, para hacer compras o para ahorros”, indicó a Gestión Ignacio Quintanilla, vicepresidente sénior de Banca Retail de Scotiabank. Casi un 35% iría a consumo, otro 30% al pago de obligaciones y la diferencia quedaría en el saldo de ahorros, calculó.

Walter Rojas, gerente central de Negocios de Caja Cusco, consideró que del total de las gratificaciones solo el 30% se guardará como ahorro, mientras que el 70% se gastará, tanto en consumo como en amortizar deuda.

“En las estadísticas encontramos que, normalmente, un porcentaje de entre 30% o 40% se dirige al pago de deudas”, afirmó Rojas.

Menos ahorro

A diferencia de la gratificación de Fiestas Patrias, que generó mayores niveles de depósitos en la banca, el dinero adicional recibido en diciembre irá mucho menos al ahorro y más al consumo de las familias, enfatizó Juan Fernando Maldonado, líder de Productos Retail de BBVA.

Distinguió entre los bancos retail, asociados a tiendas por departamentos, cuyas tarjetas de crédito crecen en facturación este mes, y el resto de entidades bancarias, en las que el consumo con tarjetas de crédito se mantiene casi estable.

En estos últimos bancos, lo que más bien se incrementará fuertemente en diciembre serán los consumos con tarjeta de débito, dijo Maldonado.

“Hemos visto que el número de transacciones con tarjetas de débito se duplica y que el monto facturado también aumenta. Eso quiere decir que los clientes de BBVA utilizan su liquidez para este periodo de compras, mientras que las compras al crédito se hacen con tarjetas de la banca retail”, sostuvo.

Ventas

Quintanilla prevé que, en general, las ventas de consumo por Navidad se expandirán 5% respecto del año pasado.

Las principales compras que hacen las personas son regalos, productos para las fiestas de fin de año, pasajes para viajes, electrodomésticos, que tienen una explosión en diciembre, mencionó Maldonado.

“En esta temporada no se compran muchos bienes grandes, como viviendas o autos”, acotó.

Rojas coincidió en que la Navidad es una festividad en la que la gente aprovecha para renovar algún electrodoméstico o artefacto de la casa.

“Los regalos más comprados son, en primer lugar, prendas de vestir, y después juguetes y artefactos electrónicos”, detalló.

Deudas

En tal sentido, los negocios que más se benefician con las gratificaciones son los comercios de, por ejemplo, prendas de vestir, de juguetes, y los supermercados. Asimismo, en servicios destacan los restaurantes y centros de esparcimiento, indicó Rojas.

Maldonado refirió que este mes muchos clientes regularizan su deuda, pero casi enseguida vuelven a tomar nuevos créditos. Rojas precisó que algunas entidades debitan de las cuentas de haberes adelanto de gratificaciones recibidos por los clientes. Otras personas amortizan sus deudas con tarjetas de crédito, añadió.