Faltan casi tres semanas para que la norma que permite la contratación de más de 357 mil trabajadores formales en el agro pierda vigencia. Se trata de la Ley de Promoción Agraria, un régimen que dejará de estar activo el 31 de este mes, salvo que el Poder Ejecutivo publique el decreto de urgencia que extenderá su vigencia por 10 años.

Si la norma se publicara tal y como quedó consensuada y aprobada en el Congreso disuelto, se lograría incrementar beneficios, como aumentar las vacaciones anuales de 15 a 30 días e incrementar el aporte a Essalud que realiza el empleador en beneficio del trabajador de 4% a 6% respecto a una remuneración mensual. No obstante, el establecimiento de esas y otras mejoras ya corre contra el tiempo, pues Perú21 supo que el tema no fue debatido en la última reunión del Consejo de Ministros.

La importancia de la norma, según Gabriel Amaro, director ejecutivo de la Asociación de Productores Agrarios del Perú (AGAP), es la mejora de condiciones laborales y la capacidad de dinamizar aún más la agroexportación.

“Lo que se busca con la norma es formalizar a más agricultores y potenciar la cadena exportadora. Además se mejora una serie de beneficios, como el incremento de remuneraciones”, explica. Todo un sector espera la norma.

Tenga en cuenta

Las agroexportaciones peruanas sumaron US$4,758 mllns. entre enero y octubre, y aumentaron en 9%. Durante todo 2018, estos envíos sumaron US$7,030 mllns.