El arroz a la chiclayana o simplemente arroz con pato, es uno de los principales platillos y delicias de la gastronomía del Perú, tradicionalmente era y sigue siendo un plato de la región de Lambayeque, fue concebido en XIX y antes de ser oficializado con dicho nombre se le conocía de distintas maneras, como “arroz con pato” o “arroz con pato de Lambayeque”, las menciones de mayor antigüedad acerca del plato, giran alrededor de 1860, de mano del poeta Granadino Prospero Pereyra Gamba, guarda una estrecha relación con otro de los platos típicos de la gastronomía del Perú, el arroz con pollo, por lo que además se le conocen como platos primos o platos hermanos.

Lleno de Historia

Volviendo al tema del nacimiento del plato, la historia nos relata que este tan aclamado protagonista culinario, tiene sus orígenes en España, por su pariente no tan lejano, la paella, ya que con la llegada de las mujeres tradicionales españolas y su cocina a las indias occidentales, el proceso de mestización culinario dio como resultado que junto a la variedad de recursos de esta tierra tan rica, llevaran a concebir este ejemplar de la cocina peruana.

Cuenta La Leyenda

Arroz a la chiclayana recien servido

Arroz a la chiclayana

Como curiosidad tenemos una leyenda que gira en torno a este plato, la cual dicta que las mujeres enamoradas utilizaban el arroz con pato, como una estrategia de Arroz a la chiclayana: un delicioso plato con pato del Perú alto calibre para atrapar y subyugar las papilas gustativas de sus pretendientes, su secreto según la leyenda era esconder el corazón de la ave en el arroz, para que una vez el hombre en cuestión degustara del manjar, quedara de manera automática enamorado de la doncella ¿Una manera bastante atípica de engatusar a un hombre no? Pero como se dice coloquialmente, en la guerra y en el amor todo se vale. Pero la verdadera clave del éxito culinario en la preparación de un buen arroz con pato, independientemente de la región en donde sea servido el plato, es dedicarle la debida atención, tiempo y esmero al aderezo, ya que ha reside la concentración de aromas y es donde se logra la victoria del buen sabor, consejo que muchos expertos en la materia recomiendan.

Ingredientes

Hablemos un poco acerca de los ingredientes de este manjar y su proceso de creación, saca papel y lápiz para que tomes nota ¿Quién sabe si la antigua leyenda es cierta? Comenzamos con lo más importante del plato, 4 piernas de pato, ½ taza de aceite, 1 cebolla rebanada, 3 dientes de ajo picados, 3 cucharadas de ají amarillo molido, 1 taza de culantro molido, ½ de pisco, 4 tazas de caldo de pato, 1 cerveza,  ¾ tazas de arvejas, 2 zanahorias rebanadas en cuadrados, 2 pimientos rojos, 1 ají amarillo en tiras, 3 tazas de arroz, sal y pimienta. Este se prepara haciendo un ahogado de manteca, sal, ajos, cebolla picada, pimienta, ají amarillo y sal. En dicha mezcla se colocaran las 4 piezas de pato hasta que se doren y luego se añaden al agua junto a las arvejas, una vez cocido el pato se añade el arroz y se revuelve a fuego lento hasta que esté finalizada su cocción. Esperamos que degustes este plato de la gastronomía del Perú, sabemos que será una exquisita explosión de sabores para tus papilas gustativas.


Fuente: https://lecuisinier.cl/arroz-a-la-chiclayana/