Las titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), María Antonieta Alva, conversó con El Comercio en la CADE 2019. Durante la entrevista fue frontal sobre la importancia de la lucha contra la corrupción para el desarrollo del país: indicó que hay evidencia que muestra cómo estas malas prácticas afectan al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) y a la calidad de los servicios públicos.

De otro lado, mencionó que en la semana del 9 de diciembre se conocerá al director ejecutivo de ProInversión; reafirmó la cifra de crecimiento compartida por el presidente Vizcarra ayer para este año (2,6%) y aseguró que la proyección del 2020 se mantiene; y detalló que las ministras de Trabajo y de Salud buscarán darle celeridad al intercambio prestacional entre Essalud y el Minsa (SIS). Aquí, la entrevista completa.

Este es un CADE especial, en el que hubo discursos del sector privado y público enfocados en la lucha contra la corrupción y la transparencia. Ayer el presidente de la República dijo “caiga quien caiga, aunque sea un ex funcionario del gobierno, se debe continuar con esta lucha”. Hoy también se dio el allanamiento a la oficina de la Confiep.

Es lo que dije en mi presentación. Creo que la historia del Perú es una historia de ciclos de corrupción. Yo tenía 15 años cuando vimos los ‘vladivideos’. Han pasado 20 años y seguimos viendo que la corrupción está en el sistema. Hay evidencia muy grande de cómo la corrupción afecta el crecimiento del PBI; y lo más importante, afecta también la calidad de los servicios públicos. Creo que la lucha frontal contra la corrupción tiene que ser de todos, no solo del presidente. Y respecto a los últimos acontecimientos [el allanamiento de la Confiep], nosotros somos muy respetuosos de la independencia y el trabajo de la Fiscalía y el Poder Judicial.

Hablando de brechas sociales, países vecinos como Chile y Ecuador han tenido coyunturas complicadas en las últimas semanas. ¿Qué debemos hacer para que eso no le suceda al Perú? ¿Cuál es el camino que se debe seguir?

La agenda que hemos planteado en el gobierno responde con sentido de urgencia la mejora de los servicios públicos. También, existen otros temas que han estado en agenda, pero no se había tomado la decisión de enfrentarlos. Por ejemplo, el de los medicamentos genéricos. Así como mejorar la proyección de los servicios públicos, es importante también fortalecer la competencia en los mercados. Al final esto genera mayores beneficios para el consumidor. Hemos tomado decisiones como el acceso universal al seguro integral de salud que fue publicado ayer [jueves 28 de noviembre], y una forma muy concreta de cerrar brechas sociales es a través de la ejecución de la inversión pública: terminar hospitales, carreteras y colegios.

Sobre el decreto de urgencia (D.U.) sobre salud, ¿cómo va a ser el financiamiento? Se habló en un primer momento de una transferencia de S/900 millones, pero esto no consta en el decreto publicado ayer. Por otro lado, está el tema de los copagos, ¿cómo va a ser esta diferenciación?

El D.U. de salud, lo que busca es, efectivamente, un acceso universal a la salud, independientemente del nivel socioeconómico. Es como la educación, que es totalmente de libre acceso. Esa fue la idea con salud: hacer universal al menos un nivel de prestación básico. Eso es lo que llamamos el PEAS [Plan Esencial de Aseguramiento en Salud]. La primera tarea que tenemos es revisarlo. Hemos instalado unos grupos de trabajo, donde se va a definir cuál es el costo del paquete básico para esta provisión.

¿Será suficiente esto para mejorar un sistema que ya está colapsado?

Sí, también el mismo D.U. está autorizando que se puedan hacer algunas reasignaciones del presupuesto de Essalud y del SIS. Acá sí es importante que entendamos que los hospitales reciben un presupuesto regular, que crece con los años, y adicionalmente, viene el pago del SIS.

¿Es muy utópico -tal vez- pensar en un trabajo conjunto, articulado entre Essalud y el Minsa? Sobre todo, compartiendo infraestructura y servicios.

No, no es para nada utópico porque también en algunas zonas del país hay afiliados de Essalud que no necesariamente tienen el despliegue de la oferta. Ahí, en lo que están trabajando las ministras de Trabajo y de Salud es en darle celeridad al intercambio prestacional entre estas dos entidades.

En su exposición, mencionó el rol de ProInversión. Se ha anunciado el próximo nombramiento de un nuevo director ejecutivo.

Tenemos enormes brechas, inversionistas ávidos de venir al Perú y presupuesto. Es la situación perfecta para que ProInversión sea una agencia altamente especializada y muy eficiente en estructurar y adjudicar proyectos. Si todo sale según lo planificado, la semana del 9 de diciembre saldría la designación del nuevo director ejecutivo. Es un peruano que estamos repatriando, por eso está demorando un poco. Está haciendo unos ajustes familiares para venir al Perú.

Finalmente, sobre el crecimiento económico, ayer el presidente Vizcarra dijo que también se ha reajustado la meta de crecimiento a 2,6%. Usted había mencionado 3% con sesgo a la baja. ¿La proyección del 2020 se mantiene?

Se mantiene. Básicamente ya tenemos información que nos permite ir afinando nuestra estimación para este año. En el tercer trimestre ha crecido mucho la inversión privada, pero lo que nos ha afectado ha sido el contexto internacional. Eso ha afectado, y definitivamente también la ejecución de la inversión pública. El hecho de que se da un cambio de autoridades [a nivel regional y local, genera que] los equipos [técnicos] se vayan instalando. En años pasados, hace cuatro y ocho años, la ejecución se desaceleró en más de dos dígitos. Todos estos factores han determinado que el presidente haya anunciado esa cifra para cierre de año.