El presidente Martín Vizcarra se pronunció este viernes sobre la situación que vive Bolivia tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia. El mandatario afirmó que es respetuoso de las decisiones que tome dicha nación para normalizar su situación y mencionó la estrecha relación peruano-boliviana.

“Respetamos las decisiones que toma Bolivia para lograr normalizar su situación. Y así como tuvimos una relación estrecha, cordial, incluso de amistad con el presidente Evo Morales, nosotros quisiéramos que pronto se normalice la situación en el hermano país de Bolivia, que logre estabilizarse cumpliendo las leyes y la Constitución de Bolivia”, afirmó.

En declaraciones desde Puno, donde presentó el proyecto Sistema de Tratamiento de Aguas Residuales de la Cuenca del Lago Titicaca (PTAR Titicaca), el jefe de Estado indicó que cuando Bolivia supere la etapa que vive actualmente “restableceremos” la relación cordial y estrecha con ese país.

“Quien tiene que definir el futuro de Bolivia son los propios bolivianos y nosotros somos respetuosos. Cuando supere esta etapa, que yo espero que sea pronto, nosotros restableceremos nuevamente, como hemos tenido siempre, una relación muy cordial y estrecha con Bolivia en beneficio de la población”, insistió.

Vizcarra refirió que la relación del Perú con los países vecinos “ha sido muy buena”, pero que especialmente con Bolivia ha sido “muy cercana”, destacando la presencia de Evo Morales en Ilo para el gabinete binacional hace algunos meses.

“La relación que el Perú ha tenido con los países vecinos ha sido muy buena. Con Bolivia hemos tenido una relación muy cercana. Era una relación de gobiernos amigos, de pueblos hermanos. Había muy buena relación. Con el presidente Evo Morales también hemos tenido [una buena relación]”, remarcó.

Como se recuerda, en un comunicado difundido el último domingo a través de la Cancillería, el Gobierno peruano instó “a que el proceso de transición en ese hermano país se desarrolle en el marco de la Constitución y leyes bolivianas”.

Asimismo, hizo votos para que la situación en el país del sur se normalice y cesen las movilizaciones que, hasta el anuncio de renuncia de Evo Morales, se venían suscitando en la nación sudamericana.

“El Gobierno del Perú formula sus mejores deseos para el pronto restablecimiento de la convivencia pacífica entre todos los bolivianos, sobre la base del pleno respeto a la institucionalidad democrática y la celebración de elecciones generales con las debidas garantías de transparencia y acompañamiento de la Organización de Estados Americanos y otras instancias internacionales”, señaló el comunicado.