Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino del exsecretario general de Fuerza Popular Jaime Yoshiyama, declaró ante el despacho del fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, que Keiko Fujimori sabía que su campaña presidencial del 2011 había recibido aportes de la empresa Odebrecht, algo que buscó ocultar con falsos aportantes.

En su declaración, Yoshiyama Sasaki dijo ante la fiscal adjunta Carmen Caro, que su tío Jaime Yoshiyama, en la segunda mitad del 2015, le contó que Keiko Fujimori sabía que Odebrecht había entregado dinero a la campaña de Fuerza 2011 (ahora Fuerza Popular). Este testimonio ya fue ingresado al juzgado a cargo del caso.

“Tanto Jaime Yoshiyama como Keiko Fujimori sabían que sí había dinero donado por la empresa Odebrecht a Fuerza 2011 para la campaña electoral. Y es que en una visita familiar que hice a la casa de Jaime Yoshiyama, él me informa que ha hablado con Keiko Fujimori y que ella le dijo: ‘Jaime, por si acaso, debemos afirmar que no hemos recibido ningún aporte de Odebrecht, hay que negar todo en relación a esta campaña y su relación con nosotros’”, manifestó Yoshiyama Sasaki ante la Fiscalía.

Además, Jorge Yoshiyama señaló que Keiko Fujimori y los abogados del estudio de Arsenio Oré Guardia estaban contactando a los falsos aportantes para que den versiones falsas ante la Fiscalía. Los abogados, que también defendían a los dirigentes de Fuerza Popular, ya vienen siendo investigados por presunta obstrucción a la justicia.

“[…] Keiko Fujimori organizó con los abogados del estudio Oré Guardia, a cargo de Arsenio Oré Guardia y Edward García Navarro. La estrategia era buscar el archivamiento de la investigación por lavado de activos, convenciendo o presionando a los falsos aportantes para que mientan y se ratifiquen como verdaderos”, afirmó.

Yoshiyama Sasaki admitió también que Keiko Fujimori le pidió buscar falsos aportantes para Fuerza Popular, en la campaña electoral de 2016. “Ella me pide buscar falsos aportantes para el partido Fuerza Popular, me manifiesta que lo haga como lo hice en el año 2011, para lo cual me pide coordinar con Adriana Tarazona, para que ella me entregue el dinero para ser depositado”, confirmó.

Otro de los temas que se toca en la declaración es el vínculo entre Keiko Fujimori, Antonio Camayo y César Hinostroza, a quien el Ministerio Público le imputa ser cabecilla de la organización criminal ‘Los Cuellos Blancos del Puerto”. Yoshiyama Sasaki señaló que Keiko Fujimori le dijo que había conversado con Hinostroza Pariachi por intermedio del empresario Camayo.

“En una conversación que tuve con Keiko Fujimori en su departamento de Surco, le pregunté a ella sobre este tema, porque yo ya estaba comprendido en la investigación. Ella, Keiko Fujimori, me indica en el mes de mayo de 2018 que ya había entablado contacto con César Hinostroza por intermedio del empresario Antonio Camayo. Keiko Fujimori me informó que ya estaban aceptando su casación y que todo iba a salir favorable para ella y que no me preocupara más por el tema, ya que con esa casación harían que se archive el caso utilizando como justificación el excesivo plazo de investigación preliminar”, declaró Jorge Yoshiyama.

También manifestó que, dos semanas después, le volvió a preguntar a la lideresa de Fuerza Popular por el estado de la investigación y que ella le dijo que todo se iba a archivar. “Nuevamente me dice que no me preocupe más por el tema ya que había hablado con el juez César Hinostroza, a través de Antonio Camayo. Esto fue en el mes de junio aproximadamente”, indicó Yoshiyama Sasaki.

El sobrino de Jaime Yoshiyama añadió que tuvo una conversación similar con Vicente Silva Checa ese mismo mes. “Aproximadamente en junio de 2018, cuando visité a Silva Checa en su domicilio en San Isidro, este me comenta que ya había negociado con César Hinostroza Pariachi a través de un amigo empresario para que la casación del control de plazos salga favorable y esto lo estaba coordinando con Keiko Fujimori. Vicente Silva agregó también que varios de los otros supremos de la sala de Hinostroza Pariachi iban a seguir la misma línea de votación”, precisó.

Cabe recordar que, en julio del año pasado, en medio del escándalo de los ‘CNM audios’, se difundió una conversación entre César Hinostroza y Antonio Camayo sobre una reunión con una “señora K”.

Camayo: Me llamó la señora y quiere, mañana a la una, juntarse unos minutitos con usted en mi casa.

Hinostroza: ¿Cuál señora, hermano? Así, en forma genérica, ¿señora qué?

Camayo: K, la que fue usted a su casa y le dio, caramba, la de… Caramba… La fuerza número uno […] A la una es la, caramba, cómo le digo, con la K.

Por su parte, la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, escribió en su cuenta de Twitter que se trata de una “extraña” declaración hecha a “última hora”. “El señor Jorge Yoshiyama declaró oficialmente ante la Fiscalía (NOV 2018) que el dinero que le entregó su tío era de fuente lícita, que provenía de empresarios. En ningún caso, aceptó que la fuente sea de Odebrecht. Es un nuevo intento desesperado por mantenerla presa”, señaló.