La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este jueves estar dispuesto a ir a un eventual balotaje frente al opositor Carlos Mesa, pese a haber reivindicado previamente su victoria en primera vuelta en las elecciones generales de Bolivia.

“Si el resultado final dice que vamos a segunda vuelta, vamos a ir (pero) si el cómputo oficial dice que no hay segunda vuelta, vamos a respetar, vamos a defender”, afirmó el mandatario, señalando que falta concluir con el 100% del conteo de votos y que los números podrían variar.

Según el Tribunal Supremo Electoral (TSE), al 98,54% del recuento, Morales suma el 46,85% de los votos, seguido por Mesa con 36,68%.

Previamente, Evo Morales dijo en rueda de prensa que tenía “una buena noticia (…) Ya ganamos en la primera vuelta”.

Para evitar una segunda vuelta, el candidato a la cabeza debe obtener la mayoría absoluta o al menos el 40% de los votos y 10 puntos de diferencia sobre el segundo.

En la víspera, Mesa dijo que no reconocería los resultados del TSE, al que acusa de haber manipulado la votación para favorecer al candidato oficialista, por lo que grupos opositores mantienen protestas en todo el país.

Los resultados del cómputo del TSE se han divulgado en medio de críticas de los opositores y observaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y países como Brasil, Argentina y Estados Unidos.

Las objeciones radican en que primero dio resultados de un sistema de conteo rápido, denominado TREP, que avizoraba una segunda vuelta entre Morales y Mesa, y luego pasó a un segundo sistema de cómputo oficial.

Fuente: AFP