Si usted planea adquirir un bolso de mano o un teléfono celular –por ejemplo– Tacna se convertirá en una opción, desde enero de 2020, para adquirir diversos productos (una cartera de 1,456 objetos) vía Internet sin el pago de impuestos.

Dado que se prevé que entre noviembre y diciembre se emita el reglamento de la Ley de Fortalecimiento de la Zona Franca y Comercial de Tacna (Zofratacna) publicada por el parlamento disuelto en junio pasado.

La norma permite que cualquier persona pueda adquirir productos libre de impuestos desde Tacna, siempre y cuando la transacción se realice vía online.

Aldo Fuster, presidente de Zofratacna, comentó que prácticamente todos los artículos que contendrá este reglamento han sido consensuados con el Ministerio de Comercio Exterior, Economía y Finanzas y la Aduana, a excepción de los referidos al comercio electrónico.

Los cuales se debatirán y concertarán el próximo miércoles 30 de octubre, en la reunión que sostendrán con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). “Es lo único que falta. Espero que en noviembre podamos cerrar el tema (la elaboración del reglamento) para que esté funcionando plenamente (las ventas online) en enero de 2020”, precisó a Gestión.pe.

Así, uno de los puntos de debate está referido a los montos máximos de compra vía online al igual que los productos que podrán ser adquiridos por Internet a fin de evitar el contrabando.

Fuster precisó que –desde Zofratacna– consideran que debería regir en la frontera de Tacna lo que hoy está vigente para la importación de productos –adquiridos vía online– dispuesto por la Aduana (Callao): tres importaciones al año de hasta US$ 200 sin impuestos o hasta los US$ 1,000 de tope con impuestos, si es que supera los US$ 200.

“Debería simplemente funcionar lo que ahora está operativo para la importación de productos a Perú cuando viene a través de un courier, que ya está normado. Esta es la parte que está pendiente. Vamos a ver qué plantea el MEF”, acotó.

Respecto a los productos que podrán ser adquiridos vía online, el representante de Zofratacna precisó que la propuesta de los comerciantes es que no exista limitación en las compras, y por el contrario, las personas puedan adquirir cualquiera de los 1,456 productos que integran la lista de mercancías que ingresan a esta zona comercial, incluyendo los licores.

No obstante, planteó la necesidad de incorporar –en el reglamento– ciertas condiciones para evitar cualquier posibilidad de contrabando. Estas son:

1.- Que un courier autorizado como DHL o Fedex se instale en Tacna para trasladar la mercadería por el resto del país, y le permite a la Aduana verificar el producto adquirido.

2.- Que la compra online sea por transferencia electrónica o a través de una tarjeta de crédito o débito, de tal manera que se pueda identificar al comprador de la mercadería.

“Este punto es vital. Tiene que haber una bancarización de la operación para que la Aduana tenga la seguridad de que el que paga por el producto es la persona que dice ser y así se evitaría el contrabando”, argumentó.

-El temor de los comerciantes-

Fuster contó que pese a que el comercio electrónico es una oportunidad para los más 1,000 comerciantes presentes en Zofratacna, muchos de ellos –sobre todo los más pequeños– ven con desconfianza la utilización de una plataforma electrónica como medio de venta de sus productos.

“Tienen temor –por ejemplo– cuando Linio nos presentó su plataforma, muchos de ellos mostraron su desconfianza debido a que no entienden todavía como funcionan estas plataformas y sobre todo, el mecanismo de venta y ganancia. Esta relacionado a la idiosincracia, ya que están acostumbrados al pago en efectivo”, mencionó.

Pese a ello, puntualizó que una vez que se emita el reglamento se analizará si lo mejor es contar con una plataforma común que permita a las empresas de Zofratacna vender sus productos –tipo Linio o Platanitos, que también ha mostrado su disposición a trabajar con los comerciantes de la frontera– o que cada comerciante utilice su propia plataforma virtual.

Opinó que no se debería limitar a que –aquellos comercios que así lo desean– pueden hacer uso de sus propias plataformas como medio para el comercio electrónico.

“Hay empresas grandes como Marathon, que tiene su hub de distribución en Zofratacna, que está interesado en tener su propia plataforma para vender sus productos. La idea no es limitarlas siempre y cuando cumplan con los requisitos que se darán a conocer como parte del reglamento”, afirmó.