El pleno del Tribunal Constitucional (TC) sesiona hoy para discutir dos temas de la coyuntura política que están concatenados. Uno es la demanda competencial que el titular de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, presentó contra la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso. El otro es el pedido del abogado Gonzalo Ortiz de Zevallos –primo de Olaechea– para ser incorporado como magistrado del TC.

En la sesión, convocada para las 9:30 a.m., estarán los siete magistrados. Carlos Ramos Núñez, quien tenía previsto un viaje, confirmó a El Comercio que asistirá al pleno.

El primer punto de la agenda será el caso de Ortiz de Zevallos. Luego se verá la demanda que Olaechea presentó la semana pasada.

—El proyecto—

Según fuentes de este Diario, Blume envió ayer en la tarde a los magistrados del TC un proyecto para que se admita a trámite la demanda competencial. Las fuentes precisaron que el documento fue remitido por correo electrónico por el secretario general del TC, Sergio Ramos Llanos, por encargo del titular del ente.

En una conferencia de prensa realizada el lunes, Blume había dicho sobre la demanda que primero iba a nombrarse al ponente del caso y después iba a darse la discusión sobre si se admite.

Anoche, Blume precisó a Canal N que el documento es un preproyecto que elaboró el coordinador de la Comisión de Procesos de Inconstitucionalidad y Competenciales del TC, Omar Sar.

“Se repartió por encargo mío, pero yo no he hecho el proyecto, no lo ordené ni lo he escrito. Recién tendría que estudiarlo”, acotó.

Luego dijo que, elegido el ponente del caso, este puede acoger, modificar o rechazar el preproyecto.

Además de solicitar la nulidad de la disolución del Parlamento, la demanda de Olaechea pide que se defina si el Ejecutivo tiene competencia para plantear una cuestión de confianza sobre atribuciones del Legislativo. Esto en referencia a la que Salvador del Solar presentó como jefe del Gabinete Ministerial ante el pleno por el proceso de selección de magistrados del TC, el 30 de setiembre.

En el recurso de Olaechea también se pide al TC que declare que la cuestión de confianza solo puede ser otorgada por el Legislativo de manera expresa a través de una votación en el pleno y no de manera tácita o fáctica.

Cuando el presidente Vizcarra anunció la disolución del Parlamento, el 30 de setiembre, dijo que tomó la decisión ante la negación fáctica de la cuestión de confianza que su gobierno había planteado ese día.

Asimismo, Olaechea presentó una medida cautelar para que se suspendan los efectos del decreto supremo que oficializó la disolución del Congreso y que convocó a elecciones parlamentarias.

—La elección—

Respecto al caso de Ortiz de Zevallos, el pleno del TC deberá resolver si su designación es válida . Contra su elección se han presentado dos recursos: uno de Patricia Donayre (Unidos por la República) y otro de María Elena Foronda (Frente Amplio). Además, su nombramiento no se ha publicado en “El Peruano”.

En más de una ocasión, Ortiz de Zevallos ha requerido que se le tome juramento como magistrado.

Ayer presentó ante el TC un oficio escrito por Pedro Olaechea, en el que este argumenta que la elección del abogado fue legítima. En el documento, Olaechea también señala que el pedido de reconsideración de la votación sobre su primo, hecho por Patricia Donayre, es improcedente.

Ortiz de Zevallos fue elegido magistrado del TC por el pleno el 30 de setiembre, luego de que Salvador del Solar hiciera la cuestión de confianza sobre el proceso de selección de candidatos para el órgano.