Malena Miranda

Entrevista. Entre el 2014 y el 2017, el Perú avanzó más en la región en la tenencia de cuentas de ahorro, aunque todavía está por debajo del promedio de América Latina y el mundo. Situación que se prevé revertir más adelante.

¿Cómo avanza la inclusión financiera en el interior del país

–Los peruanos con cuentas de ahorro en el sistema financiero, Lima y el suroeste del país, representan el 47% y 40% respectivamente, los que están sobre el promedio nacional, que es cercano al 39%. La zona noreste nacional está dentro del promedio, mientras que el centro, el sureste y el noroeste se ubican por debajo de la media. En tanto que en promedio el 33% de adultos tiene deudas en el sistema financiero, ubicándose por encima de ese promedio los deudores de Lima (47%) y el suroeste (42%), pues los del noroeste y noreste, así como los del sureste y el centro, están por debajo de ese nivel.

–¿Cuál es el panorama por género?

–Los hombres de Lima (53%) y del suroeste del país (45%) tienen más cuentas de ahorros que las mujeres de esas áreas (42% y 34%, respectivamente), mientras que las mujeres del noreste (44%) y noroeste (35%), así como del sureste (33%) y del centro del país (35%) presenten más cuentas de ahorro que los hombres de esas zonas. Mientras que respecto a los créditos las brechas se han acortado.

Las mujeres son mejores pagadoras, es relevante considerar trabajar con ellas como política pública porque dedican sus excedentes de dinero a educación y salud. Los hombres dirigen sus excedentes a activos como el auto o la vivienda, entre otros.

–Y en el caso de los jóvenes, ¿cómo evalúa la inclusión financiera?

–En la actualidad, los jóvenes están accediendo más rápido al sistema financiero. Entre el 2014 y el 2017, el Perú mostró un crecimiento mayor a la región en el número de personas de 15 años a más que tiene una cuenta de ahorros, aunque todavía estamos por debajo del promedio de América Latina y el mundo. Pero esperamos que esta situación pueda mejorar en los próximos años.

Aunque en el país hay brechas en la tenencia de cuentas de ahorro entre los jóvenes de 18 a 24 años y los mayores de 25 años. Así se observa que los adultos mayores de 25 años tienen más cuentas que los que tienen entre 18 y 24 años. Esto se debería a que los jóvenes entre 18 y 24 años estudian, mientras que los mayores de 25 ya trabajan.

–¿Qué se hace para mejorar está brecha de edades en las cuentas de ahorro?

–Estamos a favor de que se permita a los menores de edad la apertura de cuentas de ahorro, con el fin de generar un cambio de conductas en las personas en el largo plazo. Se tiene un proyecto de ley al respecto, al cual le otorgamos opinión favorable con algunas mejoras.

En la actualidad, hay cuentas de ahorro que pertenecen al padre y el menor de edad, pero firma el adulto como apoderado. Eso no facilita que se le pueda depositar dinero a un menor de 16 años que podría trabajar. Entonces, los menores de edad podrían abrir cuentas de ahorro con ciertas restricciones, para evitar que puedan usarse (sus cuentas) para lavado de activos, por ejemplo. Esta misma cuenta podría cambiar de naturaleza (o de características) al momento de cumplir 18 años.

–¿El que los menores de edad puedan abrir cuentas de ahorros favorecerá la inclusión financiera?

–El que los menores de edad puedan abrir cuentas de ahorro potenciará ese 43% (de los adultos queposeen una cuenta de ahorro en el sistema financiero). Además, ello contribuiría a un cambio de conducta (hacia el ahorro a más temprana edad) en este grupo de peruanos (los jóvenes).

El otro lado

*Cerca del 50% de los peruanos mayores de 25 años tienen un crédito en el sistema financiero, pero el porcentaje de los menores de 24 años con préstamos es aún bajo. Estos últimos deberían mantener esta situación para evitar que se sobreendeuden, sostuvo la SBS.

*El que los peruanos de más de 25 años posean créditos es una situación normal por su nivel de ingresos (ya trabajan), precisó la SBS, que asumió la secretaría técnica de la Comisión Multisectorial de Inclusión Financiera (CMIF).