La magistrada Marianella Ledesma Narváez ha denunciado que una persona al interior del Tribunal Constitucional le ofreció que ella permanecería en el cargo a cambio de votar a favor del habeas corpus de Keiko Fujimori. Asimismo, expresó que existe una clara intención política de copar la institución.

“Nos dijeron: si ustedes son efectivos por la libertad de Keiko, no hay por qué mover el Tribunal”. Con esta frase, Marianella Ledesma, magistrada del Tribunal Constitucional, ha denunciado que una persona al interior de la propia institución le manifestó que, en caso se votara de manera unánime a favor del habeas corpus que busca que Keiko Fujimori obtenga su libertad, no habría necesidad de que el Congreso renueve a seis (incluida ella) de los siete jueces constitucionales.

Este es el diálogo, que se publica hoy en el semanario Hildebrandt en sus trece, en el que la magistrada explica los hechos:

¿Es cierto que alguien del Tribunal Constitucional le dijo la semana pasada que no habría ncesidad de ningún cambio de magistrados si en el caso de la libertad de Keiko Fujimori se votara por unanimidad?

Marianella Ledesma: No voy a ser infidente, pero es cierto, me dijeron que lo ideal sería que todos salgamos de manera unánime, armoniosa, pacífica y consolidemos una posición en relación a este tema. Y mi respuesta fue que eso era imposible.

¿Y por qué cree que querían unanimidad?

Marianella Ledesma: No lo sé, pero el mensaje era una manera de evitar los cambios, era una manera de decirme: no te cambio si votas de tal manera. Nos dijeron: si ustedes son efectivos por la libertad de Keiko, no hay por qué mover el Tribunal.

En otro momento de la entrevista, Ledesma Narváez aseguró que existe una clara intención política de copamiento y de retirar de sus cargos a los dos magistrados opositores al fujimorismo, en alusión a ella y a Eloy Espinosa-Saldaña. Asi, Ledesma refirió lo siguiente: “Si quieren sacar a los dos magistrados que no se pliegan a sus puntos de vista, podemos colegir que sí, que hay esa intención de copar la institución”.

Igualmente, reiteró que “Si se castiga precisamente a los dos magistrados que piensan distinto, no habría dudas y yo diría que sí hay un intento de copamiento, lo diría de manera contundente […] Sí, somos los adversos al fujimorismo”.