La condescendencia con los miembros de su bancada no pasó desapercibida. En una nueva sesión de la Comisión de Constitución -lunes 23-, la presidenta de la mesa de trabajo, Rosa Bartra, permitió a sus colegas criticar ferozmente a sus opositores.

Se discutía la propuesta del Ejecutivo de adelanto de elecciones en frente de representantes de la Comisión de Venecia, pero dentro de sus intervenciones, los congresistas de Fuerza Popular atacaron a los partidos con los que no lleva una buena relación y están a favor del anticipo de los comicios.

No obstante, cuando los parlamentarios atacados se defendían o intentaban precisar sobre temas en los que los fujimoristas daban una versión distorsionada, Rosa Bartra les negaba la intervención o les pedía que se enfocaran en la iniciativa del adelanto electoral.

Por ejemplo, Milagros Salazar, que fue una de las que dedicó más tiempo para arremeter, mencionó a la lideresa de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, y su presunta relación con las agendas de Nadine Heredia (asunto ajeno al adelanto electoral).

También habló acerca del líder del Partido Morado, Julio Guzmán. Su justificación para la embestida fue que ellos están promoviendo el adelanto de elecciones. Sin embargo, la indicación de Rosa Bartra -minutos antes- fue que se concentraran en el tema de debate.

Los cuestionamientos de Milagros Salazar alcanzaron a un parlamentario presente en la sala: Yonhy Lescano. “El señor Lescano dice que cierren el Congreso, pero ¿por qué quiere eso? Porque es precandidato de su partido y quiere ser presidente. Tiene un interés”, aseveró la integrante naranja.

Cuando Yonhy Lescano intentó defenderse, Rosa Bartra le expresó que nadie lo había aludido (pese a la mención que hizo Salazar), pero después cambió de versión y le otorgó solo 30 segundos para contestar la alusión.

“Congresista, no lo han aludido […] No encienda el micro, no sea malcriado. Compórtese a la altura de lo que la comisión y la comunidad internacional requiere. Tiene 30 segundos para responder a la alusión”, sostuvo la titular.

Salazar también tuvo tiempo para comentar que los partidos de izquierda nunca habían ganado ninguna elección y la propuesta de reforma constitucional iba a ser un triunfo para ellos.

Héctor Becerril también manejó un discurso similar y además defendió a Keiko Fujimori (cuya denuncia no guarda relación con el adelanto de elecciones) y advirtió persecución política, pero Rosa Bartra no recomendó al político que dejara de hablar sobre eso.

Al quien si le exhortó a hacerlo fue a Gino Costa de Bancada Liberal, que buscó especificar -en otro momento de la sesión- que Keiko Fujimori no está presa por peligro de fuga sino por obstrucción a la justicia. Bartra Barriga “argumentó” que ello no está en discusión.

Vale recordar que la postura final de la Comisión de Venecia no es vinculante.