La Procuraduría ad hoc para el caso Lava Jato solicitó al Poder Judicial que la constructora brasileña OAS sea incorporada como tercero civil responsable en el caso de la exalcaldesa Susana Villarán.

El pedido fue presentado por el procurador Jorge Ramírez ante el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria del Sistema Anticorrupción, a cargo del juez Jorge Chávez Tamariz.

El requerimiento de la procuraduría será evaluado este viernes 27 desde las 10 de la mañana.

La solicitud busca que OAS Matriz Brasil, OAS Sucursal Perú y Lamsac puedan ser incluidas en el proceso para que paguen parte de una eventual reparación civil al Estado, en el proceso que se le sigue a Villarán y otros.

La semana pasada, el Poder Judicial aceptó un pedido de la procuraduría para incrementar la pretensión resarcitoria de US$8 a US$20 millones. El monto recibido para las campañas del No y la reelección municipal alcanzarían los US$10 millones y no 4, como se había postulado en un inicio.

De acuerdo a la tesis fiscal, OAS entregó US$4 millones para la reelección de Susana Villarán en el 2014. Un colaborador eficaz indicó que el exgerente municipal José Miguel Castro pidió a Leo Pinheiro, expresidente de OAS, dinero para la campaña.

El colaborador señaló que Pinheiro aceptó, siendo que Castro decía que “por el tamaño del proyecto era lo que le tocaba pagar”. A través de la empresa Lamsac, OAS tenía la adenda 1 de la Línea Amarilla.

Para la campaña del No a la revocatoria, Odebrecht y OAS habrían entregado cada una US$3 millones.